miércoles. 06.07.2022

¿Alternativa a la quimioterapia?

Un estudio revelador ofrece nuevas exitosas conclusiones

El dato es ilustrativo. Una de cada 8 mujeres tendrá cáncer de mama en su vida y cada año se diagnostican alrededor de 25.000 nuevos casos. Escalofriante. Pero el panorama abre expectativas esperanzadoras. Siempre avanzando.

El tratamiento habitual es la cirugía seguida de años de un medicamento bloqueador de hormonas. Archisabido. Pero a muchas mujeres también se les recomienda quimioterapia para ayudar a matar las células cancerosas que pudieran haber invadido otros tejidos, una medida que cuenta con cada vez más detractores. ¿O no tantos?

Atendamos al siguiente enunciado. Un nuevo estudio publicado en New England Journal of Medicine señala que la mayoría de las mujeres con la forma más común de cáncer de mama, en etapa inicial, pueden evitar la quimioterapia sin afectar sus posibilidades de combatir la enfermedad.

¿Novedad? El estudio, el más grande jamás realizado sobre este tipo de tumores, realizó un seguimiento a la nada desdeñable cifra de 10.273 pacientes de cáncer de mama a lo largo y ancho de una década: se centró en casos en los que el valor de la quimioterapia es cada vez más dudoso. Este grupo está formado por mujeres con una enfermedad en etapa inicial que no se ha diseminado a los ganglios linfáticos. Subrayemos al efecto.

Esta acción tuvo su exhaustivo proceso. El primer paso del estudio consistió en realizar una evaluación de riesgo. Alrededor del 17% de las mujeres tenían puntajes de alto riesgo y se les recomendó que tomaran quimioterapia. El 16%, con puntajes de bajo riesgo, podían evitarla, pero el estudio se centró en el 67% de las mujeres en riesgo intermedio.

En este sentido cabe decir que todas fueron sometidas a cirugía, pero la mitad de ellas recibieron una terapia hormonal y la otra mitad, quimioterapia. Las pacientes del primer grupo recibieron una terapia basada en trastuzumab, un anticuerpo monoclonal semejante a los que produce nuestro organismo de forma natural para protegerse de las infecciones por virus y bacterias.

Pues bien: después de nueve años, el 94% de los pacientes de ambos grupos seguía con vida, la mayoría (el 84%)  sin signos de cáncer, por lo que agregar quimioterapia no hizo diferencia.

¿Alternativa a la quimioterapia?
Comentarios