domingo. 14.08.2022

Aparecen 666 cerdos de barro en calles y ventanas de Toledo

El triple 6 representa o bien el diabólico número de la bestia o el de los ángeles cómplices

Los vecinos de Toledo no terminan de salir de su asombro. Cariacontecidos. Asombrados. Henchidos de curiosidad. Pero incluso de no menor preocupación según los casos. Aconteció días atrás y aún el asunto no cuenta con ninguna pista que lleve a algún tipo de cábala más o menos certera. Las preguntas están en el aire y los hombros encogidos se multiplican por doquier.

La gran ciudad amaneció con un misterio sin resolver. Y se ha dejado estar por si emergía la solución al misterio. Un total de 666 cerdos de barro -ni uno más, ni uno menos- aparecieron esparcidos, dispersos, a lo largo y ancho de otros tantos puntos de calles y ventanas de la localidad. 666, justamente, número exacto.

El desconcierto enseguida fue una patente generalizada a través de los comentarios suscritos en las redes sociales. Fue como si a madrugada pariese cerditos de barro en diferentes puntos clave de Toledo. Como así la Puerta del sol, Santa María la Blanca o la calle Real. Asimismo en un buen número de ventanas de viviendas bajas. Cabe imaginar los habitantes de dichos domicilios al salir de casa por la mañana…

666 cerdos pero no cerdos idénticos, sino pintados cada uno de manera diferente. ¿Cómo están numerados? De la siguiente forma: por ejemplo: 58/666, 67/666, etcétera. Lo que concluye a las claras que suman, ciertamente, las mencionadas 666 unidades. El estupor sobreviene cuándo la pregunta descansa en el porqué de dicho número.

Algunos vecinos se aventuran a situar o a contextualizar la explicación en una campaña relacionada -a favor o en contra- de la Iglesia. De hecho uno de los animales aparece pintado con sotana y alzacuellos. En este sentido el número 666, para la Iglesia, es decir: el triple 6, representa el mal absoluto y corresponde con el famoso número de la bestia.

Empero para la ciencia cobra un significado bien diferente: porque este número, el 6, repetido tres veces comporta la señal de los ángeles que advierten a los terrestres en aras de enriquecer sus espíritus: valga decir: que se deje de pensar en lo estrictamente material para centrarnos en la ayuda al prójimo y permanecer el máximo tiempo posible con los seres queridos.

Aparecen 666 cerdos de barro en calles y ventanas de Toledo
Comentarios