domingo. 26.06.2022

Así serán las nuevas carreteras gracias a la tecnología 5G

La tecnología 5G pretende cambiar por completo la forma que tenemos de entender la conducción y la forma de movernos por las carreteras

El futuro podría estar más cerca de lo que pensábamos. Las carreteras futurísticas con música, funciones tecnológicas y mayor seguridad vial podrían ser una realidad más pronto que tarde gracias a la tecnología 5G.

"Debemos cambiar la infraestructura para que soporte los nuevos sistemas de comunicación que llegan con el desarrollo del vehículo conectado. Y comprender que ya nada funciona sin conectividad", ha asegurado Enrique Belda Esplugues, subdirector general de Sistemas de Información y Comunicaciones para la Seguridad del Centro Tecnológico de Seguridad del Ministerio del Interior.

En este sentido, se habla de que los vehículos podrán generar energía para encender las farolas de los arcenes en la carretera, de que los coches eléctricos se cargarán sobre la marcha; de cruces inteligentes -que avisan a los peatones de la cercanía del vehículo -, de que las señales de tráfico podrán avisar a los conductores de las infracciones. Todas estas mejoras podrían ser posible gracias a las redes 5G que se instalarán en los carriles reservados para estos sensores que permitirán dar un salto sin precedentes en la conducción.

Un nuevo estudio pone en relieve la importancia del 5G en las carreteras

Estas posibilidades se abren gracias al 5G y sobre todo, a los autores de un estudio conjunto de la Universidad de Zaragoza; el Centro Universitario de la Defensa, la Universitat Politècnica de València y la Universidad Nacional Tsing Hua (THU) de Taiwán. Dicha investigación recoge varios proyectos que certifican una tendencia: "Las carreteras ya no son una simple infraestructura física, sino una superautopista de la información".

5g atascos

En palabras de Chai K. Toh, coautor de la investigación, las "carreteras de melodía" son solo el ejemplo más pintoresco de lo que está por venir. La clave de las vías futuras no está en la música, ni en los sensores, sino en el uso inteligente. Aquí es donde entra el uso de señales de tráfico inalámbricas (sin existencia física) que detecten tu vehículo y le informen mediante la voz o el cuadro de instrumentos de un limite de velocidad o de la aproximación a un cruce.

"Es necesario empujar a la carretera para que sea el soporte del vehículo y el usuario conectados", explicó Belda en la inauguración del primer Congreso Español de Smart Roads (carreteras inteligentes), impulsado en diciembre de 2020 por la Asociación Española de la Carretera (AEC). La tecnología 5G ofrece una comunicación eficaz entre el vehículo y la infraestructura.

230.000 euros por kilómetro

Eso sí, la conectividad 5G en las carreteras exige la instalación de elementos en la vía y en los propios vehículos, que ya se está llevando a cabo. En este sentido, la Asociación  Nacional de Vendedores de Vehículos (Ganvam) calcula que en 2025 en España habrá más de nueve millones de turismos conectados (un 35% del parque automovilístico).

"Se trata de crear una superestructura digital, una plataforma donde toda la información real tenga su referente, y donde se creen las sinergias y los vínculos que permitan realmente sacar partido a los datos"; ha recalcado Xavier Flores, director general de Infraestructuras de Movilidad de la Generalitat de Cataluña, durante el foro Smart Roads.

Además, para reducir la cifra de accidentes, heridos y fallecidos, Asociación Española de la Carretera considera vital llevar a la red viaria "una señalización horizontal y vertical adecuada, información meteorológica de calidad; sistemas efectivos de aviso de incidencias, monitorización de la circulación y cobertura 5G". Las intenciones son buenas, por lo que el siguiente paso es llevarlo a cabo, pero no será barato: 230.000 euros por kilómetro.

Así serán las nuevas carreteras gracias a la tecnología 5G