sábado 27/11/21

Cádiz tiene la puntuación más baja de Andalucía en “atención y trato” turístico

Cádiz, con uno de los mejores convenios de Hostelería de Andalucía y de España, mantiene los porcentajes más bajos en satisfacción en atención turística en Andalucía

Cádiz tiene la puntuación más baja de Andalucía en “atención y trato” turístico

Cádiz, con uno de los mejores convenios de Hostelería de Andalucía y de España, mantiene los porcentajes más bajos en satisfacción en atención turística en Andalucía

En el día de Andalucía conmemoramos que los pueblos de Andalucía ratificaron que querían formar parte de un conjunto. Una celebración de un 28 de Febrero que, aunque en teoría sea festivo, no lo es para el sector de la hostelería. Hoy casi 40 años después mantenemos muchos elementos en común, pero los convenios reguladores no son uno de ellos. Nos regimos por convenios por provincias, no por convenios autonómicos. En el sector de la hostelería, como en tantos otros, tenemos 8 convenios distintos que resultan en diferentes salarios bases para un mismo trabajo.

También es desigual la percepción de nuestro trabajo. A principios de este mes se publicaban los últimos resultados de las opiniones de la oferta turística de Andalucía. Cádiz tiene la puntuación más baja de toda nuestra comunidad autónoma en “atención y trato”, y en percepción “relación precio/servicio”. ¿Es por la naturaleza de las personas de Cádiz, o hay otras causas?

Cierto es que el desempeño del sector turístico está intrínsecamente ligado a quien desempeña el puesto. Muchos estudios se han publicado relacionando el servicio ofrecido con la motivación y la remuneración. Por ello puede resultar llamativo que Cádiz, con uno de los mejores convenios de Hostelería de Andalucía y de España siga manteniendo los porcentajes más bajos en satisfacción en atención turística en Andalucía.

Hace unos años hice un estudio con el que quería indagar sobre la conexión entre sueldo y calidad del trabajo del personal hostelero. Los datos, aunque no estandarizables por lo reducido de la muestra, sugerían una conexión real entre el salario y el desempeño del trabajo. Lo más interesante es que no es que la trabajadora o el trabajador se esforzara más cuanto mejor fuera su sueldo, sino contra mejor pagado se sintiera.

Independientemente del valor monetario real, sino si considera que su remuneración es justa o no.  La relación más relevante resultó ser entre el salario y el valor añadido. Las tareas básicas del trabajo "estándar" no se veían tan afectadas en el rendimiento como lo son ese "extra" que le da el personal. La diferencia entre un trabajo bueno y uno excelente.

Independientemente del valor monetario real, sino si considera que su remuneración es justa o no.  La relación más relevante resultó ser entre el salario y el valor añadido. Las tareas básicas del trabajo "estándar" no se veían tan afectadas en el rendimiento como lo son ese "extra" que le da el personal. La diferencia entre un trabajo bueno y uno excelente.

El trabajo de hostelería es una labor intensa y desafiante, ya que cada interacción con la clientela es diferente y cada uno de ellos se juzga en términos de bien/mal. Cuanto más satisfacción con la experiencia del trabajo en sí mismo, más probable es que la clientela perciba esta interacción como de buena calidad o satisfactoria. El objetivo de la empresa debería ser proporcionar una fuente de motivación y satisfacción, para que la plantilla esté motivada para hacer que cada experiencia sea única y gratificante. Los bajos salarios desmotivan y se pierde un servicio de mejor calidad. Incluso afecta a los ingresos del negocio.

Puede ser que en Cádiz nuestro personal de hostelería sea el que se sienta peor tratado de toda Andalucía. Aparte de que los convenios no se cumplan, parece ser que la realidad también es que el número de horas por las que se dan de alta y las horas realmente trabajadas no concuerdan. Personal de barra o cocina dado de alta como ayudante, sólo por la mitad o un tercio de las horas. No estoy diciendo que no pase en el resto de Andalucía, pero aquí tal vez sea más acusado. Tenemos grandes profesionales en este sector pero ésta es nuestra realidad. Aunque se hace lo que se tiene que hacer, no quedan muchas ganas para hacer florituras.

Cádiz tiene la puntuación más baja de Andalucía en “atención y trato” turístico