miércoles 18/5/22

Cambio de hora 2018: volvemos al horario de invierno

Dormiremos una hora más y a partir de entonces, anochecerá una hora antes

El final del verano trae consigo un cambio de estación. Adentrados ya en pleno mes de octubre, podemos ver cómo cada vez es más frecuente ver caer las hojas de los arboles, y aunque las lluvias y el frío apenas hayan hecho acto de presencia, sí que es cierto que la puesta de sol cada vez llega antes.

En la madrugada del domingo 28 de octubre se va a llevar a cabo el segundo cambio de hora de 2018, retrasándose los relojes una hora, es decir, a las 3 de la madrugada serán las 2.

Esto implica que ese día dormiremos una hora más y a partir de entonces, anochecerá una hora antes, mientras que por las mañanas nos levantaremos con más luz solar y ya no tendremos esa sensación de ir a trabajar en plena noche.

A finales de agosto el presidente de la Comisión Europa, Jean-Claude Juncker anunció que el Ejecutivo comunitario propondrá la eliminación del cambio de hora, alegando que es lo que ha reclamado una amplia mayoría de los ciudadanos que han participado en una consulta pública sobre esta cuestión y a la que el Gobierno socialista ha brindado su apoyo.

Según el calendario planteado por la Comisión Europea, el último cambio de hora obligatorio tendrá lugar el 31 de marzo de 2019 y los Estados miembros que deseen volver a la hora de invierno realizarán una última modificación el 27 de octubre. A partir de esa fecha no se podrán hacer más cambios. Para ello, la Eurocámara y el Consejo de la UE --la institución en la que están representados los países-- deben acordar y aprobar la normativa como muy tarde en marzo de 2019.

Esta costumbre de atrasar el reloj en hora en invierno y adelantarlo en verano se empezó a usar de forma generalizada en 1974 para poder aprovechar mejor la luz del sol (y consumir menos electricidad) tras la primera crisis del petróleo.

Cambio de hora 2018: volvemos al horario de invierno
Comentarios