lunes. 15.08.2022
Mujer embarazada
Mujer embarazada

El embarazo es un hermoso proceso que trae consigo experiencias únicas; saber el sexo del bebé resulta uno de los más hermosos momentos para los padres, familiares y allegados, aunque algunos deciden no conocerlo de inmediato, para otros la espera puede resultar difícil.

Por eso quiero hablarte un poco sobre los métodos que existen para determinar el sexo del bebé durante el embarazo.

Métodos científicos Vs Métodos naturales

Existen muchas formas para determinar el sexo de tu hijo, algunos incluso desde las primeras semanas de embarazo, por lo que solo tú podrás decidir la mejor opción.

Los métodos más eficientes, por supuesto, son los métodos científicos, los cuales se basan en la realización de pruebas determinadas, algunas más invasivas que otras, para establecer la presencia del gen femenino o masculino en el feto. Dentro de los más destacados métodos científicos están:

  • La ecografía
  • La muestra de sangre.
  • El método de Ramzi.
  • La amniocentesis.

Por su parte, los métodos naturales son evidentemente menos efectivos, pero para algunas personas han sido válidos y suelen recomendarlos; más allá de eso, siempre pueden servirte para especular un poco y divertirte tratando de adivinar.  Los más conocidos son:

  • El calendario lunar.
  • La forma de la pancita.
  • Aquellos basados en la sintomatología del embarazo.

Sigue leyendo y echa un vistazo a los más populares y entretenidos de todos.

Ecografía

La Ecografía y examen de sangre

Se trata de las formas más certeras y menos invasivas para determinar el sexo de tu bebé.

La primera de ellas, la ecografía, consiste en verificar a través de un ultrasonido la morfología o el cuerpo ya formado del bebé. Para la misma se recomienda esperar a las 20 semanas de gestación y así obtener una imagen más precisa.

En la segunda forma, basta con recoger una muestra de sangre de la mujer embarazada y a partir de su análisis genético determinar la presencia del gen masculino o del gen femenino. Puede realizarse de manera efectiva a partir de la octava semana de embarazo.

El método Ramzi

Se trata de un método muy interesante que lleva el nombre de su creador, usado por algunos obstetras para asomar un posible sexo de manera temprana.

Se fundamenta en el uso de la ecografía, para verificar la posición de la placenta; si se encuentra del lado derecho, se dice que es niña, y si se encuentra del lado izquierdo niño. Puede realizarse a partir de la sexta semana de gestación.

Calendario lunar

Para este método debes tener clara la fecha de concepción. Si tu bebé fue concebido en luna llena o creciente, la probabilidad se inclina hacia una niña, mientras que si fue durante una luna nueva o menguante, es posible que sea un niño. Por supuesto, se trata éste de un método natural sin notabilidad científica.

Amniocentesis

Método científico altamente invasivo donde se toma una muestra del líquido amniótico para determinar la existencia de problemas genéticos.

Aunque se trata de un método muy certero para conocer el sexo del bebé, si no es estrictamente necesario, por razones médicas, no es recomendable hacerlo, pues resulta peligroso para el desarrollo fetal.

¿Cuál es la forma de tu barriga?

“¡Esa barriga es de niña!”, seguro lo escuchaste alguna vez, pues se trata de uno de los métodos naturales más conocidos por todos.

Por supuesto que no tiene ninguna base científica, pero la creencia popular indica que si tu pancita es redonda o con forma de un balón de baloncesto, esperas a una niña; mientras que si tu pancita es más puntiaguda o tiene forma de balón de rugby, esperas a un niño.

Entonces, ¿de qué lado está tu placenta?, ¿Cuál es la forma de tu pancita?

¿Cómo saber si es niño o niña?