miércoles 25/5/22

Condenados unos padres por dejar que su hijo falte 320 veces a clase

La Fiscalía les ha advertido de las graves consecuencias de esta actitud

Así como existe una contracultura también existe una contraeducación. Los padres de un menor han sido tajantemente condenados por la Audiencia Provincial de Pontevedra a pagar una multa de 540 euros por permitir -gratis et amore- que su hijo de 12 años faltara a clase. Pero no un puñado de veces de manera ocasional . Sino un total de 320 veces, según revela La Voz de Galicia.

Ahora se ha dado a conocer el veredicto de unos hechos que ocurrieron durante el curso 2015/2016 en el centro público A Xunqueira de la capital pontevedresa. La sentencia explícita que "desde el inicio del curso hasta el mes de noviembre, (el alumno) tuvo 160 faltas de asistencia injustificadas, que fueron toleradas por los padres". Toleradas con todas sus letras.

Así las cosas, los padres fueron citados por la Fiscalía de Menores, que les advirtió de las graves consecuencias que podría tener su actitud. Una actitud deplorable. Con todo y con eso, a pesar de la advertencia, el alumno "tuvo más de 160 faltas de asistencia entre enero de 2016 y abril de 2016, sin que los padres hiciesen ningún tipo de actuación para evitar la falta de asistencia de su hijo a las clases".

No cabe pretexto ninguno. La Audiencia ha estimado y ha considerado que los testimonios de la jefa de estudios o el director del centro, señalando que está "acreditado que los padres han desatendido las obligaciones de escolarización" y que "los casos graves de absentismo escolar de menores han de merecer reproche penal". Los padres podrán pagar la multa en cinco plazos de 90 euros. Cabe esperar que hayan aprendido la lección.

Condenados unos padres por dejar que su hijo falte 320 veces a clase
Comentarios