domingo 22/5/22
Dani Rovira
Dani Rovira

Dani Rovira es un actor polifacético. Y lo es porque su personalidad se proyecta a las primeras de cambio sobre su registro artístico. Es actor diferente porque tal que así es su personalidad: plural y distinta. Unipersonal y expansiva. Arrolladora desde la serenidad de la distancia corta. Ya hemos escrito alguna vez que posee envergadura de cómico. Y los cómicos, por encima de cualquier otra variante, son personas con alto sentido del humanismo.

Del humanismo con todo lo que ello implica. Del humanismo no pasivo. El humanismo nunca lo es. Dani Rovira se implica por los demás. Se implica y se complica, que es un modo positivo de estar encima de la tierra. Un artista siempre debe ir más allá, mucho más allá de sus papeles, de su función profesional, de su virtud escénica. Porque un artista de éxito es también un referente social.

¿A qué nos estamos refiriendo?

Para comprender la manera de ser de Dani Rovira hay que centrarse en el término ‘Ochotumbao’. ¿Nos estamos refiriendo al signo del infinito? ¿Se trata del título de una canción? ¿De una película? ¿De una obra de teatro? ¿De un libro? ¿De un juego de mesa? ¿De un juguete para niños? ¿De una receta de cocina? ¿Qué es ‘Ochotumbao’?

‘Ochotumbao’ es una Fundación. Una Fundación sin ánimo de lucro. Y tiene como objetivo apoyar a aquellos proyectos dirigidos a mejorar la vida de las personas más desfavorecidas, la conservación del medio ambiente “y la defensa de los animales”. Es una Fundación creada e impulsada por Dano Rovira y Clara Lago.

Dar visibilidad a otros proyectos

¿Cómo recauda fondos esta Fundación? Pues a través de galas benéficas, de retos deportivos, de espectáculos de entretenimiento con el claro objetivo de “dar visibilidad y poder ayudar a financiar las iniciativas que ponen en marcha otras asociaciones de carácter solidario y ONG”. Figuran tres patronos esenciales en esta Fundación, tres patronos principales: Clara Lago, Daniel Solano y Dani Rovira. Hay más personas.

Quizá Daniel Solano es el menos conocido de los tres. Puede decirse que Solano es un carnavalero en toda regla. Un gran apasionado del deporte, muy especialmente del ciclismo. Nació a principios de la década de los ochenta en Málaga y se licenció en Economía en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Málaga.

Dani Rovira

Hacer frente a las desigualdades

“En la Fundación Ochotumbao somos conscientes -apuntan de que individualmente no podremos hacer frente a las desigualdades y necesidades crecientes del mundo actual, por eso apostamos por una colaboración activa con quienes estén dispuestos a aportar su grano de arena”.

El equipo de esta Fundación está formado por personas de bastante valía, como por ejemplo Martín Giacchetta, que cree y promueve los valores del deporte. Un amante de la vida saludable que cruzó el Estrecho de Gibraltar a nado para recaudar fondos destinados a la Fundación Vicente Ferrer. Martín Giacchetta participó en dos Titan Desert, en una de ellas junto a Dani, para dar visibilidad al ictus cerebral y a la Fundación Freno al Ictus.

Alcanzando metas

Alcanzó la meta de 11 maratones internaciones, verigracia la maratón del Sahara, donde colaboró económica y activamente con la visibilidad del conflicto Saharaui, y la maratón de Gaza, donde participó, junto a UNRWA, en la construcción de una escuela.

De nuevo junto a Dani y acompañado de Paco, Germán y un gran equipo de personas, unieron Barcelona con Roma para rodar el documental Todos Los Caminos, que tiene como objetivo principal el dar a conocer el Síndrome de Rett. Ser ‘finisher’ en 10 triatlones de distancia ‘ironman’ y cruzar la cordillera de Los Andes corriendo son otros de sus retos personales conseguidos. La Fundación ‘Ochotumbao’ qué duda cabe es un ejemplo a seguir.

¿Cuál es la mejor obra de Dani Rovira?