sábado 27/11/21

Descubre su tumba y lápida en el cementerio

El hombre, de 75 años, culpa de este hecho a su ex-mujer

No debió ser una experiencia agradable. El sobresalto fue de aúpa. Como un zarandeo personal entre el más acá y el más allá.

Un hombre de 75 años ha sido protagonista de un hallazgo sorprendente, de un hallazgo que parece inverosímil, de un hallazgo del todo imprevisto: ha descubierto que, en el cementerio de su pueblo, tiene una tumba y una lápida con su nombre.

No daba crédito. Quedó con los ojos fuera de órbita. Estupefacto. Tuvo que pellizcarse. Él, que está más vivo que nadie, e incluso más vivo que nunca, asegura a pies juntillas que ha sido su mujer la culpable de esta historia inverosímil.

Los hechos han tenido lugar en Escocia. El hombre asegura que su móvil "no ha sonado en los últimos tres meses", y que, seguramente, se debe al anuncio (muy evidente) de su muerte en forma de lápida.

Según ha asegurado Alan Hattel, el protagonista de este caso, su exmujer, de la que lleva separado 26 años, compró el terreno y la lápida para que fueran enterrados juntos cuando les llegara el momento.

Todo ha cambiado, no obstante porque la vida los ha llevado por caminos diferentes, y ahora el hombre dice que no quiere cumplir con este plan: cuando muera, quiere ser incinerado. Cambio de planes. En su derecho está. En su sagrado derecho.

"Llevamos 26 años separados y encontrarte tu propia lápida no es una cosa que pase cada día. Parece sacado de un programa de humor", ha asegurado el hombre, que tiene una nueva pareja.

Después de esta curiosa anécdota, que no deja indiferente, lo que queda claro es que Hattel no tendrá su descanso eterno en este terreno. Ni por asomo.

Descubre su tumba y lápida en el cementerio