domingo 26/9/21

Diferencias entre una dosis adicional y otra de refuerzo contra el Covid-19

La tercera dosis destinada a la población general de momento sólo ha sido aprobada por países como Israel, Chile o Estados Unidos
Una persona se vacuna contra el Coronavirus
Una persona se vacuna contra el Coronavirus

El avance de la variante Delta del Coronavirus y las cada vez más altas tasas de incidencia en personas con la pauta completa de la vacuna han animado a las agencias del medicamento a plantearse seriamente la posibilidad de administrar una dosis adicional a los pacientes 'inmunodeprimidos' y una dosis de refuerzo a la población general que, de momento, sólo ha sido aprobada en algunos países. 

El consenso es generalizado a ambas orillas del Atlántico acerca de la necesidad de reforzar la inmunidad de las personas que, por sí solas, no han sido capaces de generar un alto nivel de anticuerpos tras recibir las dos dosis de la pauta original de las vacunas de Pfizer, Moderna y AstraZeneca contra el Covid.

La tercera dosis destinada a la población general de momento sólo ha sido aprobada por países como Israel, Chile o Estados Unidos que, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, podría comenzar a poner el tercer pinchazo a la población general durante el otoño de 2021. En Europa, la EMA ha descartado que esta tercera dosis sea "urgente" más allá del caso de los 'inmunodeprimidos'. 

Principales diferencias

Las dosis adicionales están destinadas por tanto a personas que no son capaces de generar la protección suficiente tras ser vacunados por primera vez. De esta manera, la administración de un tercer pinchazo puede acelerar la generación de anticuerpos y otorgarle a este tipo de personas una inmunidad con la que anteriormente no contaban. 

Por su parte, una dosis de refuerzo es para las personas cuya respuesta inmunitaria es buena durante los primeros meses después de recibir la vacuna pero que puede haberse debilitado con el tiempo. En este sentido, las autoridades norteamericanas han explicado que se comenzaría a vacunar a partir del otoño a aquellas personas que recibieran la segunda dosis hace más de 8 meses y que deseen reforzar su inmunidad. De esta forma, las personas mayores y la población de riesgo serán los primeros en recibir un tercer pinchazo que pretende frenar la expansión de los contagios y el avance de nuevas variantes. 

Diferencias entre una dosis adicional y otra de refuerzo contra el Covid-19