miércoles 19/1/22

Encuentran 40 perros sin luz ni agua devorando a otro perro muerto

Los animales estaban entre residuos, excrementos y maderas

Patético. Imagen dantesca. Que hiere la sensibilidad de sólo imaginarla. De una crueldad manifiesta. Trece meses de cárcel para J. G. M., un hombre que, además, tendrá que indemnizar con 3.000 euros a la protectora animal Sccoby por haber maltratado a más de 40 perros en una nave situada en San Pedro de la Nave-Almendra (Zamora). Una nave que en cierta medida se ha inflado, se ha hinchado, de horror.

Lo sucedido no tiene nombre. La sentencia, del Juzgado de lo Penal de Zamora, también le prohíbe ejercer cualquier profesión, oficio o comercio que tenga relación con la tenencia de animales durante los próximos cuatro años. No es para menos. El abandono ha sido canallesco. Un modo execrable de comportarse con los animales.

Hay que remontarse al año 2016. Fue entonces cuando ocurrieron los hechos: el hombre trasladó a unos 40 perros a una nave ganadera que estaba en ruinas. Absolutamente abandonada. ¿Con qué fin trasladó a los animales? Utilizaba a los animales ilegalmente para cazar y los tenía cerrados sin condiciones higiénicas ni sanitarias.

El tejado de la nave estaba medio desplomado y los animales vivían en una situación de auténtica ruina. Denunciable. Además los perros fueron encontrados en una situación crítica ya que prácticamente no les daba comida ni agua. Tan es así que en la nave no había suministro de agua corriente ni luz.

Más datos: la zona donde habitaban los perros estaba llena de maderas, hierros, excrementos, residuos y basura. La Guardia Civil lo descubrió en el mes de junio del año 2018. En la nave encontraron a 39 perros vivos y a uno muerto. La circunstancia no pudo ser más hiriente, porque los que todavía estaban vivos devoraban el cadáver del perro muerto. Según el informe, los perros estaban deshidratados, desnutridos y repletos de parásitos.

Pero aún hay más: en la zona, había una temperatura altísima. En otra zona del mismo edificio encontraron a cuatro perros de caza encerrados con cuatro cachorros expuestos al sol, sin agua ni comida. Los perros fueron trasladados a las instalaciones de la protectora Scooby, situada en Medina del Campo, donde han vivido hasta ahora.

Encuentran 40 perros sin luz ni agua devorando a otro perro muerto