miércoles 18/5/22
El MIRA | Noticias
El MIRA | Noticias

Desde principios de julio, hace mes y medio ya, Diego Fuentes Bejarano y su familia viven un auténtico calvario. Su casa, situada en la Urbanización La Sierra, junto a la rotonda de Biarritz, se ha convertido en un nido de murciélagos. "Empezaron entrando dos o tres, y después han llegado hasta 150", confirma el propio Diego.

Ninguna empresa de erradicación de plagas se encarga de los murciélagos, al tratarse de un animal protegido. La única solución, para acabar con las plagas de estos animales, es con métodos disuasorios o expulsándolo de su ubicación.

Ante esto, Diego se puso a intentar solucionar el problema por sí mismo. "Nos hemos gastado más de 200€ ya. En un principio colocamos una máquina de ultrasonido y un foco de luz para poder ahuyentarlos. Lo único que conseguimos fue perturbarlos por lo que aún siguen anidados en nuestra casa", confirma el padre de la familia

"A finales del mes de julio nos pusimos en contacto con la Policía Local de Jerez de La Frontera y el Zoológico de Jerez los cuales nos remitieron a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía", relata Diego en su perfil de Facebook, donde cuenta su problema detalladamente.

Desde la Junta le dicen que se tiene que encargar él, pero es una tarea difícil. "Yo quiero que vengan a mi casa y que hagan lo que tengan que hacer, pero que me lo quiten porque esto es un sin vivir", nos dice Diego.

Todo esto le llega en la mejor época de su negocio, puesto que regenta una papelería, y es ahora cuando más vende, de cara a la vuelta al cole, pero ahora mismo no puede estar todas las horas en el establecimiento. "Si no vendo ahora en septiembre, a ver cuando voy a vender".

Desde la Consejería de Medio ambiente, le dieron unos pasos a seguir para erradicar el problema, que se basaban en la exclusión nocturna permitiendo la salida del animal y no la entrada. Esto ha provocado en los murciégalos accedan a la casa varias veces por el hueco del aire acondicionado.

Hay que tener en cuenta que estos animales son capaces de entrar por un hueco de 1.5 cm. También viven con el miedo de que sus hijos sean mordidos por dicho animal, que junto con el zorro, son los únicos que transmiten la rabia.

Desde la propia Consejería de Medio Ambiente, le comunican que al ser una propiedad privada, tiene que actuar por su cuenta. Pero tal y como confirma Diego, “los murciélagos son una especie protegida y no los puede matar, pero, ¿quién protege a mis hijos?”.

El lunes 14 de agosto, la familia se dirigió a Cádiz a poner una instancia para pedir ayuda urgente pues la situación era insostenible. En la misma semana, llamaron a la Consejería siendo imposible contactar con ninguna persona responsable del tema. Ante este intento fallido, Diego llamó al 112 desde donde se pusieron en contacto con INFOCA. Durante el mismo día, un operario les informó de que ellos no actuaban directamente en esos problemas.

La familia se ve superada y desesperada por la situación, y ven necesario que actúen y capturen la colonia de murciélagos, puesto que creen que si se expulsan puede que vuelvan, o incluso que aniden en otras viviendas cercanas.

Diego nos confirma que ha tenido que desmontar el cuarto de matrimonio, cerrándolo a cal y canto, y teniendo que irse a dormir al salón. Allí es donde se encuentran los animales. El olor a heces, que desprenden los animales, son nocivas para la salud, y es algo insoportable.

Por último, pero no menos importante, es que la familia tiene un hijo de 6 años con gran dependencia, el cual no habla y no entiende, y tienen miedo a que sea mordido por los murciélagos. Además, tienen otro hijo de 7 años, que está atemorizado ante la situación. El malestar de la familia es insostenible, y ellos solo solicitan ayuda inmediata para el desalojo de la colonia de murciélagos que se encuentra en su vivienda.

Una familia jerezana vive atemorizada por una colonia de murciélagos