jueves 19/5/22

Fregar los platos afecta a la relación de pareja

Un reciente estudio demuestra que esta tarea doméstica es causa de divorcio

Las reglas básicas del marketing recomiendan, en según qué casos, la importancia del trabajo en equipo. Del trabajo grupal. De la cooperación. De la interconexión. Siempre en pro de los resultados empresariales. La familia, la pareja, no es una empresa. Sino una realidad bien diferente. La relación en pareja no sabe de beneficios económicos ni de cuentas de resultados. Porque está basada en la fascinación y en la conservación del amor. Sin embargo…

… la cooperación en la vida doméstica también resulta fundamental para su permanencia. Así es: el trabajo en casa precisa de la ayuda recíproca y del reparto de tareas. Pongamos un ejemplo de quehacer diario: fregar los cacharros y los platos. Esa acción, esa asignatura, que a veces se hace cuesta arriba. Es la resultante de la acumulación sorda: el lento amontonamiento de los cuencos, los platos pegajosos, los vasos…

Tras el arte de cocinar, a menudo con más prisa que pausa, y del natural cuidado de los más pequeños de la casa, surge de pronto la gran pregunta -el puntiagudo cuestionamiento-: “¿a quién le toca hoy limpiar los platos?  Según un informe realizado por el Consejo de Familias Contemporáneas (CCF), una organización sin ánimo de lucro que estudia la dinámica familiar, la respuesta a esa pregunta puede tener un impacto significativo en la salud y la longevidad de una relación. Así como suena.

Parece broma. Casi. Pero es realidad. El estudio examinó una variedad de tareas domésticas, incluyendo ir a la compra, poner la lavadora y limpiar la casa, y descubrió que, para las mujeres en relaciones heterosexuales, es más importante compartir la responsabilidad de lavar los platos que cualquier otra tarea. ¿Hasta el punto de causar divorcio?

Sumemos fundamentos. Otra investigación, realizada por Harvard Business School y la Universidad de Columbia Británica, desvela que "el 25% de los encuestados comentaron que tenían desacuerdos sobre las tareas domésticas como la tercera razón más importante para separarse, tras la infidelidad o el alejamiento de la pareja". Además, las féminas que lavan los platos la mayoría de las veces explican que suelen tener más conflictos, se sienten menos satisfechas en su relación e incluso tienen peor sexo que las que obtienen ayuda de sus medias naranjas.

Entre 1999 y 2006, el número de parejas que se repartían esta responsabilidad aumentó del 16 al 29%, según el informe del CCF. Esto puede hacer que sea aún más molesto si la tarea solo recae en las mujeres. Imagina que vas a casa de unos amigos que sí comparten esta tarea, el miembro de la pareja que siempre tiene que hacerlo se sentirá mal por no tener el mismo acuerdo. Aún se está a tiempo de enmendar la plana y ponernos manos a la obra. Sobre el fregadero. Y a diario.

Fregar los platos afecta a la relación de pareja
Comentarios