miércoles 18/5/22

Hallan los primeros casos de ictus isquémicos provocados por AstraZeneca

Las personas que han sufrido esta forma inusual de ictus (trombosis de los senos venosos cerebrales) también han tenido un recuento bajo de plaquetas 
La vacuna de AstraZeneca sigue manteniendo en vilo al mundo
La vacuna de AstraZeneca sigue manteniendo en vilo al mundo

Por primera vez se han notificado trombos en las arterias en personas vacunadas con AstraZeneca. Varios especialistas de Reino Unido advierten en una carta que se han dado tres casos de ictus isquémicos en personas jóvenes recién vacunadas con el antídoto de Oxford. Hasta ahora se habían dado casos solo de trombos venosos, en torno a 300 en Europa. Hay que señalar que Reino Unido ha puesto esta fórmula a su población sin límite de edad para frenar al Coronavirus

Los coágulos en las arterias (trombosis arterial) son la causa más común de ictus (accidente cerebrovascular isquémico) y se han notificado en detalle por primera vez en adultos jóvenes que recibieron la vacuna contra el covid de AstraZeneca, según una carta firmada por especialistas en ictus del Reino Unido y publicada en el 'Journal of Neurology Neurosurgery & Psychiatry'.

Aunque se han notificado anteriormente casos de coágulos sanguíneos tras la administración de la vacuna de Oxford, siempre habían sido en las venas, muchas veces, en las del cerebro, que son los llamados senos venosos cerebrales. Por eso, en países europeos como España se ha optado por no poner más esa vacuna a las personas menores de 60 años. Y a quienes recibieron la primera dosis –muchos de ellos profesionales esenciales- se les pondrá el segundo pinchazo de Pfizer, salvo que pidan y firmen que prefieren repetir con AstraZéneca.

Trombo venoso

Las personas que han sufrido esta forma inusual de ictus (trombosis de los senos venosos cerebrales) también han tenido un recuento bajo de plaquetas (trombocitopenia) y anticuerpos contra el factor plaquetario 4 (PF4), proteínas que ayudan a formar coágulos.

En los tres casos de trombos arteriales notificados, el ictus isquémico se asoció a obstrucciones de grandes arterias (tanto de la carótida como de la arteria cerebral media) y dos pacientes presentaron además una trombosis venosa que afectaba al sistema venoso portal y cerebral. Los tres tenían también recuentos de plaquetas extremadamente bajos, anticuerpos anti-PF4 confirmados y dímero D elevado (también relacionado con la coagulación).

La primera paciente, una mujer de 30 años, experimentó un dolor de cabeza intermitente en el lado derecho y alrededor de los ojos seis días después de la vacuna. Cinco días después, se despertó somnolienta y con debilidad en la cara, el brazo y la pierna izquierdos.

Infarto cerebral

El diagnóstico por imagen reveló una obstrucción de la arteria cerebral media derecha con infarto cerebral, y coágulos de sangre en la trombosis de la vena porta derecha. Fue sometida a una cirugía cerebral para reducir la presión en el cráneo, a la extracción y sustitución de plasma y a la administración del fármaco anticoagulante fondaparinux, pero desgraciadamente falleció.

La segunda paciente, una mujer de unos 30 años, presentó dolor de cabeza, confusión, debilidad en el brazo izquierdo y pérdida de visión en el lado izquierdo 12 días después de haber recibido la vacuna. Las imágenes mostraron obstrucciones en varios vasos, incluyendo ambas arterias carótidas (el principal suministro de sangre a los hemisferios del cerebro), las arterias que irrigan el corazón y los pulmones (embolia pulmonar) y el seno transverso izquierdo (uno de los senos venosos cerebrales). Su recuento de plaquetas aumentó tras la extracción y sustitución de plasma y los corticosteroides intravenosos. Se le administró fondaparinux y mejoró.

Hallan los primeros casos de ictus isquémicos provocados por AstraZeneca