miércoles. 06.07.2022

Desde hace años, las administraciones públicas han apostado por privilegiar a los vehículos menos contaminantes frente a aquellos que emiten más gases de efecto invernadero a la atmósfera. Una política que ha llevado a tomar decisiones que afectan tanto a los vehículos que pueden circular por carretera como a aquellos que pueden entrar en las ciudades o al precio que debe pagar cada vehículo por aparcar en la calle. Y entre esas novedades de la DGT está el cambio en la forma de circular de las motos.

Como parte de esa apuesta por mejorar la calidad ecológica del parque móvil nacional, la DGT apostó por crear hace cuatro años las conocidas pegatinas medioambientales, que dividían a los vehículos en cuatro categorías:

Etiqueta B (amarilla): Para turismos y furgonetas de gasolina matriculadas después de enero del año 2000 y los diésel posteriores a enero de 2006.

Etiqueta C (verde): Turismos y furgonetas de gasolina posteriores a 2006 y diésel posteriores a 2014. Vehículos de 8 plazas y de transporte de gasolinas de a partir de 2014.

Etiqueta ECO (azul y verde): Híbridos enchufables con menos de 40 km de autonomía, híbridos no enchufables, vehículos propulsados por gas natural o GLP.

Etiqueta CERO (azul): Vehículos eléctricos de batería BEV, vehículos REEV, hibrídos enchufables con más de 40 km de autonomía.

Unas etiquetas que también se aplican en las motos.

Pero muchos motoristas no están de acuerdo en estas categorías y consideran que la etiqueta que les han asignado no se corresponde con la eficiencia de sus vehículos. Desde asociaciones como Anesdor se defiende que todas las motocicletas nuevas cumplen con la normativa Euro 5, con una reducción importante de los niveles de ruido y las emisiones de CO2. No obstante, y según la normativa vigente, estos vehículos deben llevar el distintivo C, y por esta razón, tienen dificultades para circular por grandes ciudades como Madrid y Barcelona cuando se aplican restricciones a la movilidad por alta contaminación.

El cambio que prepara la DGT para las motos

2021 es un año muy importante para la DGT, que plantea objetivos muy ambiciosos este año. Entre los cambios, el endurecimiento de las sanciones por usar el móvil al conducir y el cambio de los límites de velocidad.

Y también una modificación de las pegatinas para las motocicletas, que podría resolver esta situación que viven los motoristas. Según explica Autobild, la DGT está planeando reclasificar a las motocicletas que cumplen con la normativa Euro 5 para que puedan utilizar la etiqueta ECO. Así, los motoristas podrán volver a circular por las grandes ciudades con tranquilidad.

La novedad de la DGT que cambiará la forma de circular de las motos