lunes 23/5/22

Nadadora descalificada por enseñar demasiado el trasero

Fue la única deportista expulsada de su equipo

Cuestión de centímetros. Involuntariamente además. Un juez de un campeonato escolar en Alaska, Estados Unidos, decidió descalificar a Breckynn Willis, una auténtica y verdadera promesa en la natación de 17 años, porque su bañador no se ajustaba a los límites físicos permitidos y enseñaba mucho trasero.

A mayor abundamiento Willis acababa de ganar su carrera en 100 metros a estilo libre, pero fue expulsada de la piscina por este hecho.  Una circunstancia harto asombrosa. Que deja boquiabiertos a propios y extraños. Una situación del todo kafkiana. El absurdo comienza cuando todo su equipo llevaba el mismo bañador (reglamentario) pero ella fue la única expulsada. ¿Y por qué ella nada más?

¿A qué se debe esta única expulsión? Puede ser que por un mal funcionamiento del bañador, la joven se lo pusiera 'en cuña', es decir, subírselo para arriba para nadar mejor, pero esto no sería ni mucho menos motivo de descalificación. Ni de lejos.

Pero la cosa fue a más. Porque aún más absurdo es que después de la descalificación en su carrera de 100 metros, Willis volvió a salir a competir en la modalidad de relevos: con el mismo bañador. En esta segunda carrera no se le dijo absolutamente nada.

Como cabe imaginar, se ha abierto una investigación que llega más allá de las normas de vestimenta en la piscina, ya que Breckynn Willis es una de las mejores nadadoras y es de raza mixta, por lo que se teme que haya sido una decisión sexista y homófoba. Es de esperar que pronto se descarte esta última posibilidad.

Nadadora descalificada por enseñar demasiado el trasero