jueves. 18.08.2022

¿Por qué es tan importante un buen control de la diabetes?

Una persona con diabetes podría sufrir varias patologías debido al daño producido a los nervios en el origen de la diabetes mal controlada
Un hombre se mide los niveles de insulina
Un hombre se mide los niveles de insulina

El control de la diabetes es clave para evitar daños a los nervios que afectan el sistema digestivo, urinario o cardiovascular. Ante ello, la neurofisióloga Susana Casaña, advierte que las complicaciones a largo plazo de la diabetes suelen estar relacionadas con concentraciones elevadas de azúcar en sangre, que pueden desarrollarse de forma silenciosa y afectar diferentes partes del cuerpo.

Según la Compañía Española del Dolor, una de cada cuatro personas con diabetes a lo largo de su vida desarrollará una neuropatía dolorosa, lo que significa que más de 500.000 personas la padecen actualmente en España.

La doctora Casaña, pertenece al Hospital Vithas Castelló, y subraya que una de las patologías que puede desarrollar una persona diabética es la neuropatía diabética. Esta se produce debido al daño a los nervios en el origen de la diabetes mal controlada. Esta condición afecta los nervios de todo el cuerpo, de modo que los problemas puedan aparecer en casi todos los órganos, incluido el sistema digestivo, urinario, cardiovascular y visual.

Destrucción de vasos sanguíneos

La experta advierte que es "muy común" en las personas con diabetes porque las fluctuaciones en los niveles de glucosa en sangre terminan destruyendo los pequeños vasos sanguíneos que alimentan los nervios. Todo ello provoca que las terminaciones nerviosas carezcan de oxígeno y nutrientes. Por lo tanto "poco a poco se vayan destruyendo".

Además, explica que existen cuatro tipos de neuropatía diabética: neuropatía periférica, autonómica, focal y proximal. El primero golpea primero en los pies, piernas y más fuerte en las manos y normalmente implica una sensación de ardor, hormigueo o embotamiento, entumecimiento, dolor y debilidad.

Sin embargo, una neuropatía independiente daña a los nervios que controlan los órganos internos. A menudo, muestran problemas con el ritmo cardíaco y la presión arterial, los sistemas digestivos y urinarios.

Por otro lado, las neuropatías de enfoque son condiciones en las que los nervios individuales generalmente se dañan, provocando síntomas como síndrome del túnel carpiano o el atrapamiento del nervio cubital o el peroneo. En este sentido, la doctora Casaña advierte de que "estas neuropatías focales pueden afectar con frecuencia a la mano, la pierna o el pie".

Neuropatía

La prevención de la neuropatía diabética es, por supuesto, el mejor tratamiento para la diabetes, y para ello lo recomendable es: conservar los niveles de glucosa estables; una dieta equilibrada que reduce los azúcares en la dieta; los niveles adecuados de presión arterial; el ejercicio físico regular; evitan el alcohol y el tabaco; y cuidar la piel y las uñas para evitar las úlceras.

Asimismo, enfatiza la importancia de los frecuentes controles especializados para planificar el tratamiento adecuado para el control del dolor, que es lo que hace que la calidad de vida del paciente disminuya y marcará los hábitos alimentarios adecuados para el paciente. El pie diabético es un cambio clínico de origen neuropático e inducido por el cual produce una herida o úlcera de los pies, que influye hoy en día al 4% de la población española.

Por último, la Federación Diabética Española (FEDE) elaboró con la cooperación de cinco sociedades científicas y sanitarias, un decálogo. Este se llama Diez medidas para mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes tipo 2 insulinizadas, y tiene como propósito que los pacientes pueden tener los mejores tratamientos para el buen control de su enfermedad. El programa ofrece tratamiento individual del paciente con diabetes de tipo 2 y su participación dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS).

¿Por qué es tan importante un buen control de la diabetes?