jueves 26/5/22

Las exigencias de vivir al límite hacen que muchas veces pocas descuidar algunos aspectos esenciales de nuestra vida. Vivimos en constante aceleración, sin prestarle atención a los pequeños detalles y eso, en ocasiones, puede ocasionarnos graves problemas. A cualquiera le puede ocurrir que, en uno de los múltiples que hacemos a diario bien sea para ir al trabajo, al colegio, al supermercado o de viaje, nos quedemos sin combustible a mitad de camino. En esa circunstancia, ¿cómo debemos actuar? Desde elMIRA.es tratamos de darle respuesta a esta situación.

Combustible Manguera de gasolina en una gasolinera - Freepik

En primer lugar, es fundamental antes de realizar cualquier desplazamiento revisar el depósito de combustible de nuestro vehículo. En caso de que el depósito entre en reserva se iluminará el icono de cuadro de instrumentos. En el caso de los coches más modernos, incluso, podremos recibir una alerta en forma de pitido cuando se produzca este aviso. En caso de que se active, debemos dirigirnos de inmediato hacia la gasolinera más cercana para realizar un repostaje.

Pese a todo, en caso de que nos quedemos sin combustible en mitad de la carretera, lo primero que debemos hacer es mandar un aviso a los servicios de asistencia en carretera. A través de una llamada telefónica debemos alertar de que nuestro depósito de combustible está vacío. Este fallo puede responder a tres tipos de incidencia:

  • Fallo en el sistema de medición
  • Descuido o despiste en la comprobación del depósito
  • Inexistencia de una gasolinera próxima a nuestra ubicación

¿Es igual repostar diésel o gasolina con el depósito vacío?

No. Este es un factor muy a tener en cuenta en caso de que nos quedemos sin combustible. Los coches que se propulsan con gasolina se pueden repostar con el depósito totalmente vacío y continuar la marcha sin ningún tipo de problema. Sin embargo, los coches que se mueve con combustible diésel no muestran la misma reacción. Esto se produce porque dejar el depósito vacío produce impurezas que pueden obstruir los inyectores. Una solución para reducir estas impurezas es utilizar gasóleo premium con aditivos que ayudan a mantener limpio el depósito, motor y circuito.

En caso de que el motor de nuestro coche no arranque -puede tardar hasta una hora- o muestre una reacción fuera de lo normal lo más recomendable es que acudamos a un taller para que comprueben el estado de los inyectores.

Pasos a seguir si nos quedamos sin combustible

Activar las luces de emergencia

Cuando nos quedamos sin gasolina, lo primero que notaremos es que nuestro vehículo (coche o moto) comience a reaccionar de manera inusual. Lo más habitual es que de algunos tirones y el motor se ahogue por la falta de alimentación. En ese instante, lo primer que debemos hacer es activar las luces de emergencia, debes dirigirte con precaución hacia una zona segura fuera de la calzada y detener el vehículo.

Uso del chaleco reflectante

Antes de abandonar el vehículo para inspeccionar el motor, debes colocarte el chaleco reflectante y colocar los triángulos de emergencia para señalizar la presencia del vehículo. En caso de no realizar alguna de estas dos acciones podrías recibir una multa de 80 euros por cada una de ellas.

Llamar al seguro

Una vez realizados los pasos anteriores, debemos dar parte a nuestro seguro para comprobar si ofrecen asistencia en este tipo de circunstancias. En caso de que no cubran este servicio, debes ponerte en contacto con un servicio de asistencia en carretera.

Esperar la llegada de la grúa

Una vez dado el aviso debernos aguardar la llegad de la grúa que trasladará nuestro vehículo hasta la gasolinera más próxima. Una vez allí, los trabajadores del servicio de asistencia te indicarán los siguientes pasos a seguir. El problema surge cuando el seguro no cubre quedarnos sin gasolina y tampoco disponemos de un servicio de asistencia complementario. En ese caso, nos tocará ir caminando hacia la gasolinera más próxima, comprar combustible y trasladarlo en un recipiente homologado (diferente según sea combustible gasóleo o gasolina).

¿Qué debo hacer si me quedo sin combustible en la carretera?