viernes. 12.08.2022

¿Qué tipo de combustible usa un Fórmula 1?

La gasolina de nuestros coches y el de los monoplazas de la F1 son muy similares aunque presentan algunas diferencias básicas

El mundo del motor esconde secretos que seguramente no dejarán indiferente a nadie. Es un campo en continua evolución y desarrollo donde los avances permiten implementar nuevas prácticas y dinámicas nunca antes imaginadas. Los vehículos de alta velocidad como los Fórmula 1 son máquinas perfectas y cada vez más seguras. Hablar de un Fórmula 1 implica un amplio conocimiento de mecánica, aunque seguramente hay un aspecto que nos interesa a todos y no es otro que el combustible.

FIA Fórmula 1 combustible

En un primer momento se podría pensar que, debido a las velocidades que alcanzan este tipo de monoplazas, el combustible podría ser diferente al de nuestros coches. En este sentido, hay que recordar, tal y como recogimos ya en elMIRA.es que los aviones, por ejemplo, usan un tipo de combustible diferente y que consume mucho más que el que usamos en nuestro día a día.

Por todo ello, lo primero que hay que destacar es que el combustible de un Fórmula 1 es muy similar al de nuestros coches. De hecho, la mayoría de sus componentes son idénticos que a los de la gasolina normal. Sin embargo, la principal diferencia radica en que el combustible de los Fórmula 1 usan unos aditivos distintos y en proporciones diferentes a nuestra gasolina.

Pese a ello, no siempre ha sido así. Y es que hay que recordar que hace no muchos años los carburantes usados en la Fórmula 1 no estaban regulados. De este modo, las mezclas fabricadas por los equipos tenían un alto poder corrosivo, además de un alto grado de contaminación. Por todo ello, en 1989 la FIA reguló la composición del carburante utilizado para la Fórmula 1 para que fuera lo más similar posible a la gasolina de los coches utilitarios.

¿Funciona un Fórmula 1 con gasolina normal?

Teniendo en cuenta lo expuesto con anterioridad, esta es una pregunta que fácilmente puede venirte a la cabeza. Sin embargo, pese a la enorme exactitud entre ambos tipos de combustible (99%), un Fórmula 1 no arrancaría en caso de llenar su depósito con nuestra gasolina convencional. Hoy en día, estos vehículos se diseñan y construyen buscando la mayor y mejor optimización de la aerodinámica interior del cilindro. El objetivo no es otro que sea lo más rápida y homogénea posible, aunque la verdadera respuesta reside en el poder de detonación de cada tipo de vehículo.

En el caso de los F1, necesitan que el índice de octano para disminuir las probabilidades de autodetonación. Por su parte, el caso de nuestros coches, el índice de octano de una gasolina normal es mucho más bajo.

Carburante diferente para cada circuito

Dadas las propiedades de los aditivos, el combustible de los F1 suele ser diferente para cada circuito o trazado de velocidad. Las mezclas no suelen ser iguales de una carrera a otra, aunque lo que siempre se busca es que el combustible tenga el menor peso posible. Por un lado, en los circuitos más lentos, donde el motor no recibe una óptima refrigeración, el combustible es menos detonante para cuidar el motor. Por su parte, en los trazados más rápidos, los equipos buscan el mayor rendimiento posible, por lo que consecuentemente el índice energético es el más alto posible.

Por último, también hay que señalar que cada motor se rellena con un tipo de combustible diferente. No existe un patrón común. De hecho, al igual que pasa con un coche, un monoplaza podría no funcionar con la gasolina de otro, provocando un rendimiento anormal. En este sentido, cada equipo tiene un suministrador diferente de combustible. Por lo general, Ferrari suele usar gasolina Shell; los Renault gasolina Total; Mercedes apuesta por Petronas y Honda, para McLaren usa Mobil 1.

¿Qué tipo de combustible usa un Fórmula 1?