viernes 20/5/22

Ron, el agente canino que desde la Provincia de Cádiz destroza los récords

El buque insignia de la Unidad Canina de la Policía Local de San Fernando, se jubila tras más de 12 años de servicio

La Unidad Canina de la Policía Local de San Fernando se crea en 1986 por parte del entonces agente José Cano, hoy intendente de la Policía Local isleña. Es pionera en la Provincia de Cádiz y en España, pues apenas existían en esos tiempos la de Madrid (1983) y la de Barcelona (1985).

Hoy día muchas agrupaciones de Policía Local de la Provincia de Cádiz trabajan con perros, pero la de San Fernando es la única consolidada de años. Fue precisamente a partir del año 2013 cuando desde la Unidad Canina de San Fernando se empieza a formar a agentes en el trabajo con perros desde la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía.

El agente de la Policía Local isleña Joaquín Rodríguez Coronilla es desde el año 2004 quien dirige la Unidad Canina de San Fernando. Rodríguez Coronilla rememora sus comienzos con dos perros labrador, Thor y Rufo. Cuando Thor se jubila, comienza la búsqueda de un nuevo perro y es cuando hace su entrada Ron.

"Recibimos una llamada del Grupo de Trabajo de la Asociación del Perro de Aguas Español, que se habían enterado de que buscábamos perro. Como asociación y por ser un perro de raza española, querían explotar las aptitudes de esta raza como perro de trabajo, por lo que nos ofrecieron un par de perros que había en Ubrique. Pepe Cano nos autorizó y fuimos a Ubrique a probarlos, entonces nos trajimos a Ron", explica Rodríguez Coronilla.

Desde un primer momento Ron comienza a trabajar con la Unidad Cinológica del Tercio Sur y los resultados eran "un espectáculo. Iba a desbancar a otros perros de trabajo", añade Rodríguez Coronilla. Poco a poco Ron se convirtió en el "buque insignia. Era un pozo sin fondo, contra más le pedíamos y le exigíamos, más quería y más nos daba. Un guía canino busca la operatividad y no tener que estar motivando constantemente al perro: Ron siempre estaba motivado", apostilla.

Ron entró en la Unidad con un año y con 13 años y medio ya ha abandonado el servicio activo y disfruta de su jubilación en el campo. "12 años y medio de trabajo es una barbaridad. Yo ya tengo una experiencia en este campo y lo normal es que un perro de trabajo en unidades policiales y cuerpos armados, tenga una vida activa de siete u ocho años", detalla Joaquín, que afirma que el caso de Ron es muy excepcional pues no se percibían mermas en sus capacidades de trabajo pese a que iba cumpliendo años.

Antidroga

La especialidad de trabajo de Ron es la detección de drogas marcando de forma activa. Su trabajo estos años ha sido combatir el menudeo de droga desde el Grupo Lima en controles de tráfico, registros selectivos de personas e incluso en operaciones con Guardia Civil, Vigilancia Aduanera y Policía Nacional. "Como anécdota, puedo contar que en una noche de Carnaval levantó 40 actas, nos adelanta muchísimo trabajo, pero su mayor récord fue en una fiesta de Halloween en Bahía Sur, donde el perro marcó en zapatos, bolsillos, calcetines, zonas genitales, cinturones y volantes de vehículos, ruedas y botones de elevalunas, en total 51 actas por posesión de hachís, marihuana, cocaína, metanfetamina y éxtasis", relata Joaquín Rodríguez Coronilla.

A la hora de adiestrar a Ron, Joaquín explica que siguieron el método de asociar el olor de la droga a una juguete, empezando con las drogas que más huelen -marihuana y hachís-. "Él tiene una forma muy particular de buscar, huele venteando, es un perro muy bueno para búsquedas largas, porque tiene mucha energía, con otros perros que tenemos hay que optimizarles sus recursos, entonces cambiamos el método, empezamos para que olieran las drogas con menos olor. Empezamos con lo difícil y luego lo fácil se lo encuentra a distancia", detalla.

Uno de los sustitutos de Ron en la Policía Local de San Fernando será Navarro, un pastor belga malinois hijo de un campeón francés. Navarro es un perro de doble propósito, pues además de buscar droga, que lo hace de forma pasiva, es también un perro entrenado en seguridad ciudadana para prevención del terrorismo.

El legado de Ron

Próximamente, el Ayuntamiento de San Fernando realizará la condecoración de agentes de Policía Local y en este acto está previsto que Ron reciba también su homenaje. Y es que Ron, aparte de su trabajo, ha propiciado un exitoso legado en términos de linaje. Uno de los hijos de Ron presta servicio en la Unidad Cinológica del Tercio Sur de Infantería de Marina, Lucas. Leo se fue a la Unidad Canina de Arahal. Esta unidad ya no está activa y el Ayuntamiento de San Fernando está en contacto para traer a Leo de nuevo a la ciudad, en este caso para desempeñar el trabajo que deja de hacer Ron. Marley, nieto de Ron, presta servicio en la Guardia Civil de El Pardo. Y otros dos de la misma camada están en Ceuta y en Móstoles. Marley es detector de restos biológicos y ha participado en casos muy mediáticos, como el del niño Gabriel o Diana Quer.

Fuera de España también hay descendientes de Ron. Nieve está en Suiza como detector de chinches de cama con la criadora María Meyer. Otro está en Finlandia en una empresa de maderas para la detección de hongos en vigas. Y otro más en Finlandia trabaja en rescates. Por tanto, el linaje de Ron ha deparado muchos perros exitosos.

La presencia de Ron en la Policía Local de San Fernando provocó que su guía Joaquín haya entrado en el grupo de trabajo del Perro de Aguas y haya participado en numerosas exhibiciones y pruebas de trabajo por toda España. "Ron deja con la boca abierta a todos en los eventos, su nivel de trabajo es impresionante y me preguntan mucho por ello", recuerda Joaquín.

Y es que Ron ha abierto muchas puertas, ha dado a conocer el trabajo policial que se viene haciendo desde San Fernando llegando hasta nivel internacional. Ahora, toca descansar y disfrutar.

Ron, el agente canino que desde la Provincia de Cádiz destroza los récords
Comentarios