viernes 30/7/21

Ruido, disfraces y visita de la Policía: Así fue la última fiesta en casa de Paz Padilla

La celebración, que duró hasta altas horas de la madrugada, fue interrumpida por la Policía ante las quejas de los vecinos 

La Policía interrumpe la fiesta en casa de Paz Padilla | GTRES
La Policía interrumpe la fiesta en casa de Paz Padilla | GTRES

El humor y la forma que tiene de ver la vida Paz Padilla es algo único. La gaditana se encuentra muy repuesta anímicamente tras el fallecimiento de su marido, Antonio Juan Vidal. Precisamente, ahora que se cumple un año sin Antonio, la presentadora de 'Sálvame' decidió hacer una fiesta en su honor. Sin embargo, la Policía Local de Villaviciosa de Odón (Madrid) se vio en la obligación de acudir al domicilio ante el ruido y las quejas de los vecinos.

Este pasado sábado, la humorista y toda su familia estuvieron disfrutando de una fiesta de disfraces en la víspera del primer aniversario del fallecimiento de Antonio Juan Vidal. Tal y como expusieron Paz y su hija en redes, la presentadora había organizado este fin de semana una fiesta de disfraces en su casa de Villaviciosa del Odón, que cuenta con un amplio terreno de más de 1.000 metros cuadrados. 

Sus amigos y seres queridos se apuntaron a esta particular fiesta que ante tanta alegría se fue de las manos. El escándalo provocado por los invitados, hizo que los vecinos del exclusivo barrio donde vive Paz Padilla se molestarán y decidieran llamar a la Policía Local

La Policía acudió a la casa de Paz Padilla

Ante las llamadas de varios vecinos, los agentes acudieron a la puerta del chalé, donde los recibió la propia Paz Padilla. Después de una cordial charla de unos minutos, los agentes se marcharon sin ningún problema, por lo que estos se limitaron a pedirle tan solo que bajara la música, algo que la presentadora de 'Sálvame' aceptó.

Sin embargo, los policías tuvieron que acudir de nuevo al domicilio, pues tal y como ha contado la propia Paz Padilla este lunes en Sálvame: "Me dijeron: 'Te vamos a tener que multar'. Y yo les dije: 'Me da igual'", ha asegurado, haciendo hincapié en que ella lo único que quería era rememorar a su marido cuando se cumple un año de su fallecimiento.

Pese a las dos visitas de la Policía, el ruido y la charanga, con tuba y bombo, que había alquilado Paz, la fiesta se prolongó hasta altas horas de la madrugada sin que hubiera mayores incidentes. 

Ruido, disfraces y visita de la Policía: Así fue la última fiesta en casa de Paz Padilla