lunes. 08.08.2022

Seis empresas distribuyen combustible de forma ilegal en España

Las empresas que distribuían combustible de forma ilegal son FISL, Grafitos, Toro, Candel, GME y Capex, quienes se organizaron en tres cárteles

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha multado a seis empresas que se dedican a comercializar distintos tipos de combustible sólido por una supuesta distribución en el mercado español. El expediente lo ha iniciado la Autoridad Vasca de la Competencia, y las empresas tendrán que pagar un total de 3,5 millones de euros.

Las empresas que distribuían combustible de forma ilegal son FISL, Grafitos, Toro, Candel, GME y Capex, quienes se organizaron en tres cárteles. Según la CNMC, la empresas llevaban haciendo "prácticas prohibidas, en algunos casos durante casi 20 años". 

La Comisión Nacional ha informado que los cárteles sancionados vendían combustibles sólidos, incluyendo coque metalúrgico, coque de petróleo, carbón, antracita, agentes espumantes, recarburantes y coque de petróleo micronizado, en el territorio español.

Según la CNMC , las empresas, entre 1999 y 2018, "se repartieron el mercado y fijaron los precios finales que ofrecían a sus clientes". Además, "intercambiaron información comercial sensible entre ellas, cuando, en teoría, eran empresas que deberían competir en vez de compartir datos estratégicos y políticas comerciales a espaldas de sus clientes".

Sube el precio del combustible y baja la luz

Este nuevo año será recordado por la bajada de la tarifa de la luz, que beneficia la compra de un vehículo con combustible eléctrico si la carga se realiza de noche en casa. El Fondo Nacional de Eficiencia Energética pretende que el coste de la retribución de las energías renovables, los residuos y la cogeneración corra a cargo de todos los actores cuya actividad se centra en el negocio de suministro energético.

En otras palabras, para pagar la transición a las energías renovables, la electricidad doméstica y su factura caerán un 13% durante los próximos cinco años. Sin embargo, esto conlleva un aumento en la factura por el pago de otros combustibles fósiles, como el gas natural, incluidos los automóviles, que hoy proviene principalmente de los combustibles fósiles, como los impuestos a los hidrocarburos que afectan al diésel y la gasolina.

Aumenta el precio de los carburantes

Como mencionamos anteriormente, una de las claves de subir los impuestos está relacionada con la inflación de otras fuentes de energía. Por ejemplo, atenuar las luces conducirá a un aumento de los combustibles, según los operadores petroleros. Teniendo esto en cuenta, los precios del combustible estarán en unos 7 céntimos por litro.

Pensando en ello, lo mejor de este acuerdo entre PSOE y PNV es que el impuesto al gasoil no aumentará en 2021, sino que aumentará en 2022 y afectará únicamente al gasóleo, ya que la medida apunta a eliminar la subvención fiscal a este combustible en relacióna la gasolina con el incremento inicial de 3,8 céntimos por litro.

Seis empresas distribuyen combustible de forma ilegal en España