martes 30/11/21

Stella del Carmen Banderas al juzgado para cambiar su apellido

Stella Banderas, hija de Antonio Banderas y Melanie Griffith, ha decidido cambiar su apellido por una razón por una razón que ha sorprendido a todos
Antonio Banderas y su hija Stella del Carmen
Antonio Banderas y su hija Stella del Carmen

La hija de Antonio Banderas y Melanie Griffith, tiene un trazado que provocará reacciones. Mantiene vida activa en Málaga – España y sostiene buena comunicación con Don Jonhson, anterior matrimonio de la actriz. Eso no implica que no ame a su padre Antonio Banderas, de quien ahora será el único apellido que tenga su nombre.

Una necesidad de cambio

El amor de Stella Banderas hacia sus padres (protagonistas de Two Much) es innegable. Cabe recordar cuando estuvo en el hospital Ángel de Málaga para ver morir a su abuela materna. Además, mantiene gratos recuerdos de Estados Unidos.

La chica ha despertado la polémica frente a su deseo por cambiar los apellidos para ser Stella Domínguez. Para lograr su objetivo, acudió a los tribunales de Los Ángeles para hacer su solicitud formal. ¿Quieres conocer sus razones?

Stella solo quiere conservar el apellido de su padre, alegando que no usa el Griffith cada vez que se presenta en algún evento. Si bien tiene los nombres completos, siente que el apellido de su madre no es tan necesario para actualizar sus documentos.

A pesar de que desea eliminar su apellido materno, no significa una mala relación con su madre, por el contrario, la adora. Simplemente desea mantener el nombre con el cual es reconocida ante la sociedad en la mayoría de los casos.

Otro dato que debes saber, es el uso de Carmen como apellido (siendo en realidad su segundo nombre). Por tal razón, quiere evitar que su nombre esté envuelto en más enredos que compliquen su documentación base.

Antes discreta, ahora polémica

Hasta poco, Stella del Carmen se mantuvo como una figura bajo perfil para los medios. Su personalidad aguarda cierto hermetismo para platicar de sus proyectos personales. Ahora eso ha quedado en el pasado, por la renuncia a su apellido materno.

Antonio Banderas y Stella Banderas en el Festival de San Sebastian

Otra razón para estar más cerca del séptimo arte, es su deseo por estudiar arte dramático, tal como lo hace su hermana Dakota Johnson (nacida en el primer matrimonio de Melanie).

Sus primeros pasos fueron como columnista. En las redacciones plantea cómo disfrutó de la niñez al lado de sus padres, así como el orgullo por formar parte de la familia Banderas-Griffith. Gracias a eso, desarrolló una habilidad para hablar dos idiomas.

El deseo por quitarse el apellido no gustó a todos los seguidores de la familia. Sin embargo, Stella, como buena comunicadora que es, define el interés como una “necesidad por tener todo en orden”

Mejorar el estatus de su identidad conduce a no ser detenida en las aduanas o fronteras con otros países. Esta cualidad te hará admirar a Stella como una mujer preparada, conocedora de las leyes y con conciencia plena de una ambigüedad ocasionada por su nombre completo.

Amor inquebrantable entre madre e hija

Si sigues las cuentas de instagram de madre e hija, vas a notar muchas fotografías de ellas con frecuencia. Generalmente los mensajes están colmados de positivismo y agradecimiento por esa conexión increíble que han creado.

Stella explica que su madre juega un papel fundamental para valorar las pequeñas cosas de la vida, así como fomentar el amor propio para dar rienda suelta a todos los proyectos en puerta. Su relación con Dios y el universo proviene del amor maternal hacia Melanie.

Ahora anhela ser como su madre: un ser lleno de sabiduría, templanza, profesionalismo y precursora de los valores ético-familiares. A través de las publicaciones puedes descartar que lleven pésimo trato. Cambiar su apellido es por cuestiones prácticas y no por desunión.

Divorcio y desconexión con España

La separación de sus padres trajo consigo más problemas de identidad para la chica. Como es habitual, la custodia quedó a favor de su madre, haciendo que su crianza perdurase bajo tierras americanas en lugar de española.

Con 17 años, Stella sintió que perdió la conexión con la madre patria (donde pasó su infancia). Eso condujo el retroceso en sus avances de aprender castellano y perfeccionar su inglés. Esta declaración la puedes encontrar en una de sus columnas.

Antonio Banderas y su hija Stella del Carmen

Me siento culpable por desplazar mis raíces españolas”, con un nudo en la garganta, manifestó la hija de los famosos actores. Entonces, el hecho de no quitarse el apellido Banderas implica salvaguardar su origen español que para ella fue tan vital.

Para recuperar el tiempo perdido, Stella del Carmen viajó a Málaga para llevar su confinamiento en cercanía con su familia paterna. También alega que la pandemia permite recuperar lazos familiares a posteriori del divorcio.

Asimismo, dedica parte de su tiempo para escribir la experiencia de España en su columna, en simultáneo del cargo como ayudante de dirección al lado de su padre. Sin duda, ha aprendido el valor de la unión familiar sin desconectarse de sus orígenes.

Antecedentes del apellido Griffith

Peter Griffith es el monarca de la familia, el padre de Melanie. Si bien es un apellido importante en la industria de la farándula, no es la primera vez que un Griffith renuncia al apellido para mejorar el estatus de sus documentos.

Tippi Hedren (su mujer) y las nietas (incluyendo a Dakota Johnson) no usan el apellido en los documentos, porque son más reconocidas por el público por el apellido paterno. Ahora bien, no es la razón por la cual Stella renuncia al mismo. Define la decisión por “comodidad”.

La muerte de Peter en 1997 fue un golpe bajo para su primogénita, Melanie. La unión de padre e hija marcó la pauta para construir los cimientos en la personalidad de la actriz. Por eso se muestra amorosa con sus hijos.

El hombre se casó 4 veces más, procreando otros hijos. Aunque su familia creció, nunca perdió el contacto con Melanie. Como ves, desde generaciones anteriores los miembros Griffith omiten el apellido para adoptar un nombre artístico más resonado.

Ahora que conoces las razones por las cuales Stella del Carmen desea cambiar su apellido, no la juzgues. Ella pretende ser práctica en su propósito de arreglar sus documentos. Muchas veces ha sido víctima de las autoridades por la importancia de sus dos apellidos.

No importa si es Domínguez, Banderas o Griffith, la chica está más unidas a su familia que antes y ha sabido apreciar los pequeños detalles de recordar las raíces, alternando entre Málaga y Estados Unidos.

Stella del Carmen Banderas al juzgado para cambiar su apellido