jueves. 11.08.2022

Una mujer es acusada de matar a su pareja, cocinarlo y darlo a comer

El hermano de la víctima encontró un diente del cadáver en la batidora de la presunta asesina

Una mujer es acusada de matar a su pareja, cocinarlo y darlo a comer

El hermano de la víctima encontró un diente del cadáver en la batidora de la presunta asesina

Noticia espeluznante. Una mujer, de nacionalidad marroquí, ha sido detenida y directamente acusada de haber matado a su pareja. Pero no sólo matarla sino también de haber descuartizado su cadáver y, para retorcimiento de la atrocidad, haberlo cocinado. Mas no únicamente cocinarlo sino también servido en un plato tradicional de Emiratos Árabes Unidos (EAU), según medios locales.

No es que mantuviesen una relación sentimental de hace poco tiempo, sino que la pareja llevaban siete años juntos. ¿Cuándo lo asesinó? Cuando éste le reveló su manifiesta y decidida intención de casarse con otra mujer. Circunstancia que, dicho sea de paso, en el islam está al cien por cien permitido. Aunque el crimen tuvo lugar hace unos tres meses, no ha salido a la luz hasta ahora.

Así las cosas, la investigación sigue abierta. La acusada será llevada ante un tribunal emiratí. La víctima fue a todas luces descubierta por el hermano de la víctima, quien no dudó en acudir a la Policía de Al Ain para denunciar su desaparición. En esta tesitura la presunta asesina habría admitido la autoría. La autoría del crimen.

Patéticos datos reveladores. El hermano del difunto encontró un diente en la batidora de la agresora. Los datos del ADN revelaron que pertenecía a su hermano. Blanco y en botella para la sospecha. Precisamente la mujer confesaría sin tapujos que usó una batidora para moler -moler a sangre fría- los restos de su pareja y luego los cocinó para preparar un plato conocido con el nombre de "machboos": un compuesto de carne y arroz, y lo ofreció a un grupo de trabajadores paquistaníes que residían cerca de su vivienda. Maquiavélica decisión.

La presunta asesina dijo que obró así por "venganza", sobre todo después de haber mantenido económicamente a su novio durante siete años. La coherencia causa efecto es surrealista. Con todo y con eso , la mujer negaría en un primer momento su implicación en el asesinato. ¿Qué alegó inicialmente? Que lo había echado del hogar, del hogar que compartían , y que nada supo a partir de entonces de su paradero.

Las fuentes policiales confirmaron que fue cocinado y servido según la receta gastronómica expuesta. La identidad de la mujer no ha sido revelada. Como así tampoco su edad. Pero sí que fue hospitalizada para evaluar su estado mental. La noticia es un hecho. Un hecho que ha puesto los vellos de punta a buena parte de la sociedad marroquí. Hay amores que, en efecto, matan.

Una mujer es acusada de matar a su pareja, cocinarlo y darlo a comer
Comentarios