jueves. 18.08.2022

Una niña ve a su hermano ser arrojado al mar tras morir en una patera

El hermano de la niña, de nueve años, falleció unas horas antes de que llegaran mientras se encontraban perdidos en el Atlántico

Muy fuerte. Una niña ve a su hermano ser arrojado al mar tras morir en una patera.  Una niña de 12 años de Guinea Conakri ha dejado helados con su historia a los miembros de los servicios de emergencia que han atendido a la última de las pateras que han llegado al sur de Gran Canaria.

El hermano de la niña, de nueve años, falleció unas horas antes de que llegaran mientras se encontraban perdidos en el Atlántico y sus compañeros de travesía arrojaron su cuerpo al mar.

Un miembro de los equipos de emergencia ha sido el que ha contado que había una mujer sedada en el muelle con una fuerte crisis de ansiedad y que lloraba inconsolable. Con ella viajaba una niña, su hija, la cual tuvo la entereza de contar a los voluntarios de Cruz Roja y los sanitarios que su hermano se fue apagando poco a poco y acabó muriendo.

De los 34 ocupantes de la patera 21 eran mujeres, entre las que se encontraban la niña y una joven embarazada. Los ocupantes aseguran que llevaban alrededor de cinco días en el mar cuando los encontró un avión de Salvamento. Y su estado de agotamiento, mareo, deshidratación y debilidad lo verifica.

La mujer embarazada estaba en una situación delicada; por lo que fue trasladada rápidamente en una ambulancia al Hospital Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria.

Hasta el momento, en los primeros días de 2021 han llegado a las costas de Canariassiete inmigrantes muertos. Con el niño de nueve años, la cuenta se eleva a ocho.

Altercados de inmigrantes

Durante los últimos meses de 2020 Gran Canaria tuvo una avalancha de inmigrantes que llegaron a la isla. Provisionalmente comenzaron a hospedarse en hoteles de allí. En algunos de esos hoteles del sur de Gran Canaria donde están alojados los inmigrantes se están produciendo altercados.

Los vecinos de la zona y los alcaldes de los municipios afectados aseguran que cada vez son más frecuentes los altercados, que cada vez suceden con más frecuencia, y en algunos de ellos llegan incluso a tirar muebles por las ventanas de los hoteles.

La alcaldesa del municipio canario de Mogán pide ayuda: "que venga un refuerzo porque no tenemos capacidad suficiente ahora mismo para abordar los más de 3.200 inmigrantes que tenemos".

La Guardia Civil pide refuerzos porque los hoteles donde se producen los altercados hay más de tres mil personas inmigrantes alojadas. Algunos de ellos temen por su integridad física, así lo asegura Juan Couce, de la Asociación Unificada de Guardias Civiles.

Cada vez más frecuentes

Los altercados los producen una minoría, pero cada son más frecuentes. Los ayuntamientos de las localidades del sur de la isla exigen soluciones para evitar estos enfrentamientos.

En muchos ocasiones, durante el día intentan robar y compran alcohol para las noches de fiesta, que acaban con peleas entre ellos.

Cada día hay una media de diez incidencias. "La situación está totalmente desbordada y descontrolada"; asegura la alcaldesa del municipio de Mogán.

El Gobierno prometió que estos inmigrantes serían reubicados en campamentos mejor adaptados a finales de año pero de momento no ha sido así.

Una niña ve a su hermano ser arrojado al mar tras morir en una patera