viernes. 19.07.2024
Un hombre conduce con una cerveza en la mano
Un hombre conduce con una cerveza en la mano

Un nuevo y lamentable episodio de imprudencia en la carretera en Andalucía. En este caso ha tenido lugar en Sevilla y protagonizado por un hombre que ha sido pillado conduciendo "haciendo eses" y con una copa en la mano

Según la información a la que ha tenido acceso este medio, la Audiencia de Sevilla ha reducido de un año y dos meses de cárcel a ocho meses, la pena de prisión inicialmente impuesta a un varón interceptado por la Policía cuando conducía "dando frenazos y haciendo eses a causa del previo consumo de sustancias que habían disminuido sus facultades" y "portando una cerveza en la mano".

La Audiencia Provincial de Sevilla
La Audiencia Provincial de Sevilla

De esta manera, la Sección Séptima de la Audiencia aborda un recurso de apelación de un varón, contra una sentencia inicial del Juzgado de lo Penal número 14, que le condena a seis meses de cárcel y dos años y medio de privación del derecho para conducir vehículos a motor y ciclomotores por un delito contra la seguridad vial; así como a ocho meses más de prisión y otros dos años y medio de retirada del permiso de conducir.

Relato de los hechos

El relato de los hechos constata que el acusado conducía un vehículo modelo Hyundai Coupé por la avenida de Juan Carlos I de Castilleja de la Cuesta, "dando frenazos y haciendo eses a causa del previo consumo de sustancias que habían disminuido sus facultades para poder conducir con garantías".

Fue entonces cuando una dotación policial interceptó al conductor y se le requirió para practicar la prueba de determinación de grado de impregnación alcohólica en sangre por aire espirado, etilómetro oficialmente autorizado, que no arrojó resultado alguno ya que el acusado se negó a soplar en reiteradas ocasiones a pesar de ser advertido de las consecuencias legales de dicha negativa".

La resolución condenatoria detalla que el acusado, con condenas previas por diferentes delitos contra la seguridad vial, conducción sin permiso o desobediencia por negativa a someterse a prueba de detección de alcohol; "presentaba síntomas externos tales como:

  • Olor a alcohol
  • Ojos brillantes y enrojecidos
  • Habla pastosa
  • Respiración profunda
  • Congestión
  • Deambulación vacilante
  • Aspecto desaliñado, portando en la mano en el momento de ser interceptado por la Policía una copa de bebida 

Antecedentes anteriores

El tribunal de la Sección Séptima de la Audiencia reconoce que "el procedimiento estuvo paralizado sin causa alguna que lo motivara por un año y tres meses, plazo a todas luces excesivo y no imputable al acusado, lo que por sí solo justifica la apreciación de la atenuante simple interesada"; pero no accede a aplicar las penas mínimas posibles "habida cuenta de los numerosos antecedentes penales del acusado, con otros cinco delitos contra la seguridad vial"

Finalmente, hay que añadir que el fallo estima sólo parcialmente el recurso de apelación, aprecia la atenuante de dilaciones indebidas y revoca la sentencia inicial condenatoria, en el sentido de reducir las penas impuestas al acusado a cuatro meses de cárcel por cada uno de los dos delitos atribuidos; más dos años de retirada del permiso de conducir.

Así lo pillan conduciendo por Sevilla "haciendo eses" y con una cerveza en la mano