viernes. 19.04.2024
Agentes de la Guardia Civil en Sevilla
Agentes de la Guardia Civil en Sevilla

La Guardia Civil ha detenido a tres mujeres, vecinas de Dos Hermanas, en Sevilla, y "conocidas" por distintos cuerpos policiales. Se trata de un presunto grupo organizado "perfectamente coordinado especializado en delitos robo con fuerza y hurtos en distintas provincias de Andalucía". Así lo informa la Guardia Civil desde un comunicado. 

Las detenidas son "conocidas" por distintos cuerpos judiciales y se les atribuyen un total de siete delitos contra el patrimonio en la comarca del Aljarafe. De hecho, una vez puestas a disposición judicial, fueron reclamadas por otros cuerpos policiales por hechos de similares características.

Así, en un comunicado, el instituto armado detalla que agentes del área de investigación de la Guardia Civil de Gines se ha hecho cargo de la investigación. De este modo, establecieron un dispositivo de "vigilancia discreta sobre las sospechosas". Este permitió comprobar "cómo desde finales de noviembre cambiaron su 'modus operandi'. 

Sus movimientos consistían en “seleccionar como víctimas a señoras de avanzada edad a las que abordaban en el interior de supermercados y bazares”. Con la finalidad de “ sustraerles sus pertenencias”, informa la Guardia Civil. Las mujeres realizaban el hurto “durante los días y franjas horarias de mayor afluencia de clientes".

El 'modus operandi' de las mujeres ladronas en Sevilla

Una vez que conseguían sus tarjetas bancarias, "le extraían todos los fondos de la cuenta en cajeros”. Las mujeres podían hacerlo gracias a que el PIN de la tarjeta lo solía tener la víctima anotado cerca de la misma.

Además, las detenidas también “realizaban compras por un alto valor económico, con lo que obtenían mayores beneficios", según explica el comunicado. 

Sin embargo, en caso de no localizar el número PIN de la tarjeta sustraída, realizaban presuntamente "numerosas compras que simplemente fueran autorizadas con 'contactless'”. Para ello, estas no podían ser “superiores a 50 euros, cosa que ha sucedido desde la implantación del estado del alarma por la pandemia".

La Guardia Civil, "una vez identificadas y localizadas plenamente las sospechosas", han procedido a su detención. Asimismo, al hacerlo, fueron sorprendidas cuando supuestamente sustraían a una nueva víctima un monedero con dinero, tarjetas y documentación en un bazar. El nuevo intento de robo ocurrió en la barriada Pino Montano, Sevilla. 

Allí han sido interceptadas "cuando se dirigían a una entidad bancaria para hacer uso de la tarjeta sustraída”. Los agentes pudieron comprobar que “llevaban en el vehículo utilizado para sus desplazamientos un bebé de apenas dos meses de edad, para pasar desapercibidas".

Un grupo de mujeres roba a personas mayores en Sevilla