sábado. 02.03.2024
Sparta Praga - Real Betis | Foto: SP
Sparta Praga - Real Betis | Foto: SP

Dura derrota del Real Betis en Praga. El Sparta Praga derrotó al equipo de Manuel Pellegrini (1-0) con un tanto solitario de Haraslin en los primeros minutos del segundo tiempo. Los verdiblancos se congelaron en el frío del Generali Arena en un partido gris de todo el equipo. Con este resultado, el Betis queda obligado a ganar al Rangers en la última jornada del grupo C para clasificarse a la siguiente ronda de la Europa League. La única buena noticia es que depende de sí mismo para ser primero, mientras que los checos consiguen una vida extra que les permite llegar con posibilidades a la última jornada.

Ni los kilómetros, ni las temperaturas bajo cero, y tampoco la nieve, frenó a los más de 1.000 béticos que se dieron cita en el Generali Arena de Praga para animar a su equipo en una noche aciaga. El partido comenzó con un Betis algo más incisivo que los locales. Assane y Fekir, que estrenaba titularidad tras la lesión, fueron los primeros en poner a prueba al meta local.

Flojo primer tiempo del Real Betis en Praga

A través del balón parado, el Sparta Praga iba a meter el miedo en el cuerpo a un Betis hasta entonces descafeinado. Con poca fluidez ofensiva, las carreras de Abde y Assane estaban siendo la principal baza del equipo de Pellegrini, que tuvo la más clara del primer tiempo en las botas de Borja Iglesias

Assane sirvió un balón a Borja para dejarlo solo frente al meta, pero este estuvo inteligente y logró achicar el espacio para sacarle un balón por el que ya se cantaba gol. El delantero estuvo casi desaparecido en el primer tiempo, arriesgando poco y la única que tuvo no logró convertirla.

Nabil Fekir en el Sparta Praga - Real Betis | Foto: RBB
Nabil Fekir en el Sparta Praga - Real Betis | Foto: RBB

No estaba nada cómodo el Real Betis en el partido. Guido sostenía al equipo junto a Guardado en el medio. En defensa, el equipo replegaba con 442, mientras que cuando tenía el balón se convertía en un 424 con bastantes permutaciones entre Fekir, Abde y Assane, este último el gran peligro de los verdiblancos en una floja primera mitad.

El Sparta dio un mazazo al partido nada más empezar el segundo tiempo

Tras el descanso, Pellegrini dejó en el vestuario a Nabil Fekir para dar entrada a Isco, que fue de lo único destacado de un segundo tiempo para olvidar. El franco argelino completó sus primeros 45 minutos como titular para dejar su sitio al malagueño, que iba a ocupar la posición de enganche por detrás de Borja Iglesias.

Andrés Guardado en el Sparta Praga - Real Betis | Foto: RBB
Andrés Guardado en el Sparta Praga - Real Betis | Foto: RBB

A los 54 minutos de partido, el Betis iba a recibir un mazazo en forma de gol en contra. Haraslin puso el 1-0 con un disparo seco al que no llegó Rui Silva. El tanto cayó como un jarro de agua fría para un Betis que buscó la reacción rápidamente con un intento de Isco dentro del área que sacó casi en la línea Panák.

El gol provocó que el Sparta diese un paso atrás que el Betis no supo aprovechar. Ayoze ingresó al partido en lugar de Abde, cuyos centros en el segundo tiempo se fueron todos al limbo. El tiempo se agotaba y Pellegrini siguió moviendo el equipo en busca de la igualada; dando entrada a Luiz Henrique por Assane.

Assane Diao en el Sparta Praga - Real Betis | Foto: RBB
Assane Diao en el Sparta Praga - Real Betis | Foto: RBB

Pero no había manera. El Sparta se limitó a defender la ventaja y el Betis se dio de bruces contra un muro. Sin tampoco demasiadas ocasiones claras, los minutos fueron pasando y las posibilidades del empate con ellas. Al final, el Betis se congeló en Praga y deja los deberes por hacer en la última jornada frente al Rangers.

Sparta Praga - Real Betis: Praga congela al Betis y se complica la vida en la Europa...