lunes 10/5/21

Mamen Sánchez pierde los papeles y ataca en directo a MIRA Jerez

"Claro que viste un haz de luz blanca en el objetivo de mi cámara, es la luz del final de tu mandato"

Mamen Sánchez pierde los papeles y ataca en directo a MIRA Jerez

"Claro que viste un haz de luz blanca en el objetivo de mi cámara, es la luz del final de tu mandato"

Lo sucedido en el último pleno del Ayuntamiento de Jerez no deja de ser esperpéntico. Mamen Sánchez ha atacado al empresario de este medio de comunicación por acudir como fotógrafo al salón de plenos: unos hechos lamentabilísimos y unos ataques a la prensa que no han ocurrido nunca en democracia con ningún alcalde en Jerez. Jamás ha sucedido nada parecido. Pero de nuevo la alcaldesa de esta ciudad ha sacado los pies del tiesto para asombro de propios y extraños.

Sánchez ha arremetido haciendo aspavientos con las manos, gesticulando de un modo despectivo e incontrolado, y espetando en voz alta: "Sigue grabándome, me da igual, si siempre me pones gilipolleces", parando el pleno para dirigirse al representante de El MIRA, que se encontraba en un lado, bastante alejado, realizando fotografías con una cámara profesional. Por tanto: ejerciendo su derecho profesional como cualquier otro compañero en estas mismas lides. ¿Por qué un representante máximo o un trabajador o un colaborador periodístico del Grupo MIRA no puede ejercer su trabajo, cámara fotográfica en ristre, como así otro profesional de los medios de comunicación social?

Se trata, sin duda de ninguna clase, de una actitud sin precedentes: nunca nadie antes (y menos aún ningún alcalde o alcaldesa) había parado un pleno porque llegara al mismo un profesional de la comunicación que no está subvencionado con dinero de sus campañas publicitarias, y que por tanto publica con total libertad y sin ataduras: circunstancia legítima que a esta alcaldesa, por lo que se ve, sigue sin gustarle nada. Y no le agrada, sino que además le inquieta demasiado hasta hacerla perder la más mínima dosis de serenidad y de dominio del ámbito escénico, como así se le debe presumir a un dirigente político.

Por si fuera poco, pasados unos treinta minutos, Mamen Sánchez reincide de nuevo y vuelve a parar el pleno y a dirigirse al fotógrafo para pedirle que dejara de hacer fotos, que le molestaba un haz de luz blanca... La situación adquiría ya tintes del todo surrealistas. ¿Molestar un haz de luz blanca? Parece poco probable cuando la cámara no tenía colocada flash alguno. Puede que se refiriera a una aparición mariana de la Virgen, o a la luz blanca del final de un túnel. O al paso fugaz de un fantasma inexistente. Hay quienes a veces ven fantasmas donde ciertamente no los hay.

Algo evidente es que si le hubiera molestado algún tipo de luz que hubiera emitido la cámara no hubiera seguido con la mirada el objetivo de la misma por todos los lugares donde se colocó, a 20 metros de ella. Si te duele mirar en dirección al sol no lo miras. Es más, en muchas ocasiones se la ve mirando directamente al objetivo sonriendo y siempre con los ojos bien abiertos. Por tanto, se trata más de una excusa para justificarse de parar un pleno en directo con el objetivo final de acosar a un medio que no le baila el agua como ella quiere.

Ante esto, el empresario mostró la cámara de fotos a los agentes, la cual no tenía instalado ningún dispositivo de flash, en un intento manipulado de la edil y de un 'mamporrero' sentado en un lugar de privilegio por expulsarlo. Tristísima paradoja que habla por sí misma. Sin necesidad de mayores argumentos.

Es absurdo un nuevo ataque a un medio de comunicación libre e independiente, que no recibe subvención alguna del Ayuntamiento de Jerez a pesar de ser el más leído y con mayor difusión de la ciudad: una ayuda que sí reciben gran parte del resto de medios, incluso sin difusión alguna, con un gasto que va ya por el millón de euros, dinero que sale de los bolsillos de los contribuyentes jerezanos, y que seguramente será ampliamente superado con la llegada de las elecciones.

En primer lugar, Mamen Sánchez pierde los papeles dirigiéndose a una persona que, cuando acude al salón de plenos, lo hace con corrección y de forma educada, sin molestar, haciendo su trabajo y marchándose sin querer ser centro de atención de nada ni de nadie. Si la edil socialista se queja de que se publica de ella solo "gilipolleces", será que califica su gestión al frente del Ayuntamiento como tal.

Además, para más inri, en segundo lugar, denuncia en directo que un haz de luz blanca le está haciendo daño en los ojos... Casualmente sólo le daña una cámara que está a veinte metros, la de El MIRA, pues la del resto de medios no le hace daño. ¿Sufre Mamen de monomanía?

Lo que le duele es que somos quienes publicamos los 'meñiques de los pies al viento' que la hicieron famosa en toda España el día de su investidura. Lo que le duele es que destapáramos que ha estado ejerciendo la política con un título falso en su currículum, que ella mismo admitió tras varios días de silencio. Lo que le duele es que diéramos la primicia de cómo utiliza su concejal número dos un coche y un chófer municipal para beneficio propio. Lo que le duele es que hace dos años anunció que una fábrica de zapatos iba a crear 100 empleos en un par de meses, y publicamos que era mentira tal como se ha demostrado. Lo que le duele es que saquemos que el sueldo de 10 empleados de Mamen Sánchez cueste más de un millón de euros a las arcas municipales y que dos de sus altos cargos vayan en un mes a juicio por corrupción. Lo que le duele es que seamos libres y no nos haya podido comprar para que así podamos mostrar la verdad de lo que ocurre en Jerez a los ciudadanos, tanto lo que hace bien como lo que hace mal.

El ataque de Mamen Sánchez a El MIRA ha estado fuera de lugar. Es más propio de naciones bananeras y de líderes extremistas como Donald Trump. Pero con métodos más cutres, naturalmente. El descalificativo "gilipolleces" primero, y el manifestar luego que un haz de luz le estaba cegando, parando el pleno municipal sin mayor empacho, es algo grotesco. Esta mujer, que era conocida por aplaudir detrás de Zapatero, ha mostrado su cara real en el último pleno, una política que destaca por su sectarismo hacia y contra todo aquel que no piensa como ella o que no acepta dos perras por el silencio. En el ejercicio del periodismo el silencio no ha de venderse ni tampoco comprarse.

Señora Mamen Sánchez: no nos va a amedrentar intentando que venga la policía por hacer nuestro trabajo. No es la primera vez que nos intentas echar, tal como también hiciste en la cabalgata del Gran Visir, y un par de veces más en el pleno. No nos vas a callar. Mantener esta actitud sectaria y antidemocrática ante un medio de comunicación es de sinvergüenza. De sinvergüenzas. Claro que viste un haz de luz blanca en el objetivo de mi cámara, es la luz del final de tu mandato.

Mamen Sánchez pierde los papeles y ataca en directo a MIRA Jerez