miércoles. 19.06.2024
Acuchilla a su exsuegra en Almería pero no recuerda nada porque estaba muy borracho
Acuchilla a su exsuegra en Almería pero no recuerda nada porque estaba muy borracho

Un nuevo episodio de violencia ha salpicado a Andalucía, en este caso a la localidad de Roquetas de Mar, donde un hombre ha acuchillado a su exsuegra aunque no recuerda nada porque estaba muy borracho. La justicia tendrá ahora la última palabra.

De esta manera, el hombre acusado de apuñalar a su exsuegra y matar del mismo modo al hermano de la misma en el domicilio de Roquetas de Mar (Almería), donde además le habría sustraído joyas y dinero en efectivo antes de marcharse de la casa, ha asegurado ante un tribunal de jurado no recordar nada de lo sucedido después de que acudiera a la vivienda, situada en el mismo bloque, porque "iba muy borracho", versión que contrasta totalmente con la de la víctima.

La Audiencia Provincial de Almería, lugar donde se juzgarán los hechos
La Audiencia Provincial de Almería, lugar donde se juzgarán los hechos

En relación a estos hechos, el acusado ha insistido en que acudió el 3 de enero de 2021 a casa de la mujer, supuestamente llamado por ella, para probarse unas zapatillas deportivas que le había comprado su expareja, de modo que se tomó una cerveza antes de ir al aseo. "Me terminé la cerveza y a raíz de aquello no recuerdo nada".

Versión de la víctima

La víctima sostiene que al rato de su llegada habría podido ver el mango de un cuchillo asomando por la cintura del acusado, quien en un momento dado salió del salón en el que estaban todos y se dirigió a su dormitorio donde guardaba dinero y algunos enseres.

La mujer relata que se levantó y se fue a mi habitación y yo me fui detrás de él para adentro. Fue cuando me metió la puñalada", ha descrito la víctima, quien ha asegurado que en ese momento perdió el conocimiento si bien pudo pulsar el botón de teleasistencia y activar el servicio que grabó parte de lo ocurrido en la vivienda. "Desde que pasó eso tengo muchas pesadillas".

Se piden para el acusado 45 años de prisión, ya que el hombre habría apuñalado también al hermano de su exsuegra, quien falleció a causa de las heridas en un sofá del salón donde se encontraba además su excuñada, en situación de dependencia y sin posibilidad de defenderse.

No recuerda nada

El ahora procesado no recuerda tener un cuchillo de cocina así en su casa ni que saliera de la vivienda portando el mismo; si bien su expareja, con la que llegó a convivir 17 años en la vivienda, lo ha identificado, explicando que fue ella la que encontró el cuchillo en torno a un mes después de los hechos en la cocina de la vivienda de su madre, a la que acudió para realizar labores de limpieza.

La mujer acudió a la vivienda familiar tras la llamada de su madre, quien tras recuperar el conocimiento se arrastró desde el dormitorio hasta el salón donde pudo acceder a su móvil y avisarle de lo ocurrido. "Mi madre estaba en el suelo del comedor, mi hermana en el sillón y mi tío en el otro sillón".

Asimismo ha detallado además que por entonces su expareja, con la que tiene un hijo en común, tenía una orden de alejamiento respecto a ella controlado mediante una pulsera telemática, por lo que ella iba a visitar a su madre cuando él no estaba allí.

Teléfono apagado

Después de la primera llamada de su madre, en la que solo le dijo que a su tío "le había pasado algo", llamó al acusado para que fuera a la casa, encontrando su teléfono apagado. En la segunda llamada, cuando su madre le indicó que el acusado había acudido a la vivienda "con un cuchillo", fue cuando accionó el sistema Cometa. de aviso a la Guardia Civil.

Por otra parte, la mujer ha asegurado que el acusado era consumidor de "alcohol y hachís", lo que habría derivado en el fin de la relación debido a que "no aguantaba las borracheras y las peleas", aunque ha descartado que el hombre tuviera un "síndrome de dependencia" hacia tales sustancias. 

Finalmente, hay que añadir que ha declarado además el hijo de la pareja, que pasó gran parte del día con su padre, con el que fue al gimnasio por la mañana, y estuvo en la vivienda. Según su versión, ese día el acusado habría estado "normal", ya que incluso había conducido sin que mostrara síntomas de embriaguez en ningún momento.

Acuchilla a su exsuegra en Almería pero no recuerda nada porque "estaba muy borracho"