domingo 26/9/21

Sucesos Almería: Okupan casas para cultivar marihuana en Roquetas de Mar

Las detenciones suponen un golpe a una "importante organización delictiva" dedicada al tráfico de drogas, que funcionaba de forma jerarquizada 
Cultivo de marihuana en casas okupadas de Roquetas de Mar
Cultivo de marihuana en casas okupadas de Roquetas de Mar

El cultivo de marihuana no decae en Andalucía. En este contexto, la Guardia Civil ha detenido a 11 personas acusadas de conformar una banda jerarquizada que se habrían dedicado al cultivo de marihuana en un total de once casas, la mayoría de ellas okupadas. Todas se encontraban situadas en un mismo barrio de Roquetas de Mar (Almería), las cuales se servían de enganches eléctricos y a la red de agua irregulares.

Se han intervenido 1.727 plantas de cannabis, diversas cantidades de hachís, heroína y cocaína, joyas por valor de 35.000 euros, seis vehículos, un arma larga recortada y todo el material necesario para los cultivos, todo en el transcurso de la denominado Operación Chirlón.

Las detenciones suponen un golpe a una "importante organización delictiva" dedicada al tráfico de drogas, que funcionaba de forma jerarquizada y similar a cualquier empresa de distribución y comercio de bienes, obteniendo "amplios beneficios" en la venta de marihuana.

Producción de cannabis

Los miembros de la organización, todos ellos asentados en el mencionado municipio almeriense, se dedicaban a la producción de cannabis, de modo que cada uno de ellos tenía un rol o función específica dentro de la misma.

Así, ubicaban sus domicilios en la misma zona donde realizaban los cultivos --a unos 50 metros entre sí-- lo que les permitía tener un "férreo control" sobre las plantaciones, sobre la presencia policial, así como sobre las viviendas propiedad de entidades bancarias que quedaban deshabitadas y que ellos usurpaban para emplearlas en nuevos cultivos de marihuana.

Contar con cultivos en once viviendas permitía a los detenidos disponer de cannabis para su venta durante todo el año, ya que desarrollaban en paralelo varios ciclos de crecimiento de las plantas, que necesitan de al menos tres meses para su comercialización.

Un año de investigación

La operación se desarrolló durante más de un año y contó con 41 dispositivos de vigilancia. A lo largo de los meses, la Guardia Civil pudo detectar el ruido constante de las máquinas de ventilación de las plantaciones, el perceptible olor a marihuana y los enganches ilegales a la red eléctrica, y acreditar así la interrelación entre los miembros de la organización delictiva.

Durante el transcurso de las inspecciones, se han intervenido 383,48 kilos de marihuana y 6,44 kilos de cogollos de cannabis, así como 668,4 gramos de hachís, 1,8 gramos de heroína, 1,5 gramos de cocaína, joyas por valor de unos 35.000 euros, seis vehículos --entre ellos un deportivo de alta gama--, un arma larga recortada, así como amplio material para el desarrollo de los cultivos.

Sucesos Almería: Okupan casas para cultivar marihuana en Roquetas de Mar