lunes 25/10/21

Así pagará la Junta de Andalucía la atención a personas con problemas de drogas

El objetivo es prestar un mejor servicio a la ciudadanía mejorando la accesibilidad al recurso y reduciendo las listas de espera
Personas con problemas de drogodependencia
Personas con problemas de drogodependencia

El Consejo de Gobierno ha autorizado el expediente de gasto relativo a la contratación, bajo el régimen de concierto social, de la atención para las personas con problemas de drogodependencias y adicciones por un importe de 10.223.407,81 euros, estableciéndose en 62,02 euros el precio por plaza y día. Esto supondrá un incremento del 26,53% sobre el precio actual.

El objeto de la contratación es la prestación del servicio social de atención a personas con problemas de adicciones bajo la modalidad de Comunidad Terapéutica con carácter complementario a la Red Pública Andaluza de Adicciones.

El objetivo es prestar un mejor servicio a la ciudadanía mejorando la accesibilidad al recurso y reduciendo las listas de espera. El plazo de ejecución del concierto social será de 24 meses a contar desde el día siguiente a su formalización, aunque podrá prorrogarse hasta un máximo de 24 meses adicionales al período inicial.

Población drogodependiente

Los centros que resulten adjudicatarios prestarán a la población drogodependiente los servicios y la atención necesaria, con carácter gratuito, para su desintoxicación, deshabituación, rehabilitación e incorporación social, así como cualquier otro tipo de intervenciones que supongan actividades de apoyo sanitario y social.

Asimismo, se comprometen a cumplir los protocolos de actuación que la Consejería de Salud y Familias establezca para la atención de las personas usuarias en Comunidad Terapéutica.

Andalucía ha consolidado un modelo de atención público, equitativo y universal que integra los aspectos sanitarios y sociales de las adicciones, según ha informado la Junta en una nota.

Ello se concreta en una Red Pública de Atención a las Adicciones que, bajo las directrices del III Plan Andaluz sobre Drogas y Adicciones, está formada por una nutrida red de centros, recursos y programas que contemplan distintas tipologías de recursos en función de las fases del proceso terapéutico.

Estos recursos abarcan todo el territorio andaluz, lo que permite ampliar la cobertura asistencial de forma eficaz, para garantizar la universalización de la asistencia y el acceso a la misma.

Entre los recursos que conforman esta red se encuentran las Comunidades Terapéuticas, centros de rehabilitación de carácter residencial que ofrecen asistencia orientada a la desintoxicación, rehabilitación de la conducta adictiva y del hábito del comportamiento y seguimiento de las patologías orgánicas asociadas.

El recurso de rehabilitación en régimen residencial cobra gran importancia para aquellas personas que, por diversas circunstancias, no pueden seguir tratamiento en su propio medio. El acceso a las mismas se realiza a través de los Centros de Tratamiento Ambulatorio de la Red Pública Asistencial (CTA).

Estas plazas son ocupadas por pacientes con dependencia a distintos tipos de sustancias, con el objetivo de facilitar la accesibilidad a la citada red y la distribución de los recursos de atención a la población andaluza demandante, lo que redundará en un acercamiento de las personas usuarias y sus familias a los recursos de tratamiento.

RED PÚBLICA

De las 23 comunidades de la red pública actuales (públicas y concertadas) que cuentan con 486 plazas, 356 de ellas se encuentran en Andalucía Occidental y 130 en Andalucía Oriental, lo que plantea la necesidad de incrementar el número de plazas en esta zona para facilitar las salidas terapéuticas y las terapias de familias.

En la actualidad, en estos recursos la demanda supera ampliamente la oferta, lo que genera unos tiempos de espera de casi tres meses. Cuanto más se alargue el tiempo en lista de espera, más probabilidades hay de renuncia al ingreso. A ello hay que añadir la necesidad de dar cobertura en comunidad terapéutica a personas con VIH/SIDA.

Todas estas circunstancias han impulsado a la Consejería de Salud y Familias a la licitación de la contratación autorizada, pasando de una licitación de procedimiento negociado sin publicidad a una licitación de procedimiento abierto con publicidad y promoviéndose la concurrencia de las entidades prestadoras del servicio en las distintas zonas.

Del mismo modo, este contrato va a conllevar mejoras muy importantes en la prestación del servicio y beneficios para los usuarios de los centros de comunidades terapéuticas.

Así, se pretende aumentar el número de plazas a contratar, incrementándose de las 173 actuales a 205 y pasando el número de centros de 15 a 18.

Así pagará la Junta de Andalucía la atención a personas con problemas de drogas