sábado 28/5/22
Elías Bendodo - Junta de Andalucía
Elías Bendodo

Elías Bendodo, consejero de presidencia en el Gobierno Andaluz, ha señalado este martes su crítica al posible indulto de los presos independentistas implicados en el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017. El líder popular malagueño manifiesta que sería un "corte de mangas al estado de derecho".

Así lo ha indicado, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, el consejero de la Presidencia y portavoz del Ejecutivo, Elías Bendodo, tras ser preguntado sobre un posible indulto del Gobierno central a esos presos.

"Indultar a golpistas es un corte de mangas al estado de derecho. Punto, no hay más", según ha recalcado Bendodo.

Elías Bendodo: "No vamos a aceptar ninguna patada más"

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, también ha hablado este martes, sobre la posibilidad de que Andalucía tenga acceso a corredores turísticos como los anunciados por el Gobierno para Canarias y Baleares, que "pedimos al Gobierno corredores seguros y no vamos a aceptar ninguna patada más".

En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, Bendodo ha hecho alusión a la dotación presupuestaria diferenciada para Canarias y Baleares en las subvenciones para empresas y autónomos y el agravio suscitado con el resto de comunidades autónomas para proclamar que "Andalucía es tan turística como Canarias y Baleares".

El consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno ha esgrimido datos como que de los 80 millones de turistas que recibió España en 2019, el ejercicio anterior a la pandemia, "Andalucía recibió a 33 millones de turistas, más de un tercio del total", para proclamar seguidamente que "Andalucía es más cosas que sol y playa", para lo que ha apelado a otros atributos como la gastronomía.

Bendodo ha afirmado, sobre la previsión de corredores turísticos para las dos islas, que "merecemos el mismo tratamiento, no merecemos menos".

Elías Bendodo: "Indultar a los golpistas es un corte de mangas al Estado de Derecho"