lunes 16/5/22

Un bombero gaditano salva la vida a un hombre en Murcia 

Francisco, bombero del parque de Conil, practicó la maniobra de reanimación durante 15 minutos a un hombre que había sufrido una parada cardio respiratoria mientras jugaba al pádel 

Un bombero gaditano salva la vida a un hombre en Murcia
Un bombero gaditano salva la vida a un hombre en Murcia

Un bombero gaditano, Francisco Rosado, del parque de Conil de la Frontera, en la provincia de Cádiz, ha recibido una carta de agradecimiento por su labor realizada cuando se encontraba en Lorca, en Murcia. Pascual Andrés Ruiz, un hombre que se encontraba jugando al pádel y sufrió un desvanecimiento, siendo atendido por el gaditano que le salvó literalmente la vida.

A primeros del mes de agosto, Pascual se encontraba jugando al pádel con unos amigos cuando de repente se desvaneció. Sus compañeros, al verlo tirado en el suelo y con el pulso muy débil decidieron llamar inmediatamente a los servicios de emergencia. 

Sin embargo, Francisco se percató de que estaba sufriendo una parada cardiorrespiratoria y decidió realizar una RCP durante más de 15 minutos, hasta la llegada de la ambulancia. Después de una semana en la UCI, Pascual ha sido dado de alta y ha querido reconocer la actuación del gaditano, por la cual le está "eternamente agradecido".

En la misiva recogida por El MIRA, Pascual ha manifestado su "más sincero agradecimiento" al vecino de Conil. "Me han dicho los profesionales sanitarios que me atendieron en los días posteriores en la UCI (siete días), que, gracias a la pronta intervención de Francisco, al que nunca olvidaré y estaré eternamente agradecido, hoy puedo escribirles esta carta", declaraba el hombre, que volvió a nacer este pasado 9 de agosto. 

Un reconocimiento que "estimula y refuerza" la labor de los bomberos

En este sentido, Francisco Vaca, presidente del Consorcio de Bomberos de Cádiz, ha trasladado al bombero la misiva y ha querido devolver ese reconocimiento que tanto estimula y refuerza la labor del servicio y de sus profesionales, así como valorar esa vocación de ayuda presente dentro y fuera del trabajo.

También ha destacado la importancia del intercambio de formación que mantienen con el resto de servicios de emergencia intervinientes. Bomberos y sanitarios se forman mutuamente en labores básicas que repercuten en una mejor coordinación a la hora de actuar en un siniestro y, por ende, en la eficacia de los resultados.

Por este motivo, a partir de septiembre y durante un año, los todos los Bomberos del CBPC recibirán como complemento un curso de “Desfibrilación externa semiautomática y primeros auxilios”.

El curso responde a la incorporación de equipos DESA en la dotación de materiales de los nuevos vehículos, autobombas urbanas ligeras, en construcción que empezarán a llegar a final de año. Una formación imprescindible para poder actuar como primer interviniente en una parada cardio/respiratoria en un siniestro hasta la llegada de los equipos de soporte vital avanzado.

Un bombero gaditano salva la vida a un hombre en Murcia