jueves. 11.08.2022

Introducen grandes cantidades de hachís a través de diferentes puertos deportivos de Cádiz

Para recolectar la droga se hacían pasar por trabajadores dedicados a la pesca o el buceo para recibir su carga desde embarcaciones nodrizas y regresar a puertos deportivos

Droga intervenida en las embarcaciones | Guardia Civil
Droga intervenida en las embarcaciones | Guardia Civil

La 'Operación Estudiantino', desarrollada en la provincia de Cádiz, se ha saldado con la detención de 15 integrantes de la operación. La actuación, realizada por la Guardia Civil y la Agencia Tributaria ha logrado desarticular a un grupo que utilizaba embarcaciones de recreo y semirrígidas para introducir la droga a través del río Guadalquivir

La investigación se inició cuando los agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Guardia Civil de Cádiz (EDOA) y del Departamento de Vigilancia Aduanera identificaron un grupo de personas con antecedentes por narcotráfico que habrían botado una embarcación recreativa con la que realizaron actividades compatibles con la preparación de un alijo por vía marítima.

Un coche de la Guardia Civil en una foto de archivo
Un coche de la Guardia Civil en una foto de archivo

Para recolectar la droga se hacían pasar por trabajadores dedicados a la pesca o el buceo para recibir su carga desde embarcaciones nodrizas y regresar a puertos deportivos. 

Además, según informan en una nota conjunta, se han intervenido más de 1.500 kilos de hachís, dos embarcaciones, un vehículo de alta gama, una plantación de marihuana tipo indoor, 45 gramos de cocaína en roca de gran pureza, más de 1,5 kilos de cogollos de marihuana envasados al vacío y listos para su venta, una escopeta de caza con el número de serie borrado, municionada y lista para hacer fuego, 10.000 euros en efectivo, balanzas de precisión y abundante documentación y terminales móviles para su estudio.

En el transcurso de sus investigaciones, los agentes desvelaron la existencia de un grupo de narcotraficantes afincado en la desembocadura del río Guadalquivir, responsable de distintas actividades relacionadas con el narcotráfico en la mayoría de sus modalidades, que atendiendo al modus operandi y jerarquía entre sus miembros, indicaban que podrían componer una organización criminal.

Operaban en varios puertos deportivos de Cádiz

Los miembros de la organización salían desde un puerto deportivo de la provincia de Cádiz con una embarcación recreativa o una embarcación semirrígida, tras haber montado previamente toda la operativa propia de un desembarco de hachís, preparación de guardería, vehículos, compra de terminales de "guerra" para los puntos o seguridad.

Una vez se alejaban lo suficiente y en unas coordenadas acordadas con los proveedores marroquíes, recogían la droga, utilizando embarcaciones dotadas de motores de gran potencia, para posteriormente realizar el trayecto hasta el puerto deportivo asegurado, donde se realizaría la descarga. De esta forma la última parte del trayecto la realizaban de forma discreta simulando volver de una actividad recreativa de buceo o de pesca deportiva.

El resto de los componentes de la organización se quedaban en tierra realizando labores de contra vigilancia para asegurar las inmediaciones del puerto deportivo y tratar de detectar una posible presencia policial.

Introducen grandes cantidades de hachís a través de diferentes puertos deportivos de Cádiz