lunes 23/5/22

La nueva cara de la plaza de Sevilla

Adif aprobará el convenio con el Ayuntamiento de Cádiz, que tendrá que dar su visto bueno definitivo en el pleno

La reordenación de la plaza de Sevilla está cada vez más cerca de convertirse en una realidad gracias al desbloqueo del plan diseñado en el convenio firmado en el año 2008 entre el Ayuntamiento de Cádiz, Junta de Andalucía y Adif (Administrador de Infraestructuras Feroviarias), organismo dependiente del Ministerio de Fomento.

Las diferencias políticas mantenían bloqueado el desarrollo de este importante espacio de la ciudad que pasará a ser un gran centro intermodal en el que se concentrarán la mayoría de los medios de transporte (tren, autobús, bicicleta, barco y, en un futuro, el tranvía).

En diciembre de 2017 y, tras años de parálisis, comenzó la negociación de nuevo entre Adif y el Consistorio gaditano para desbloquear la urbanización de la Avenida de Astilleros (ya en ejecución de manera provisional) y del Parque de la Muralla (espacio actualmente afectado por el aparcamiento en superficie dependiente del propio organismo estatal).

El comité de dirección de Adif lleva este miércoles en su orden del día la aprobación del convenio impulsado por este organismo que permitirá seguir adelante con este espacio. Tras este trámite, el siguiente paso será la aprobación de esta adenda al convenio de 2008 en el pleno del Ayuntamiento de Cádiz.

Así, el Consistorio se hará cargo de la urbanización y los suministros de una parcela de terreno a cambio de gestionar el solar de uso terciario propiedad de Adif cuya subasta había quedado desierta en cuatro ocasiones.

En la actualidad, el Consistorio gaditano se encuentra urbanizando la antigua carretera industrial, en la que se ha ampliado el acerado y se ha incluido el carril bici. Estas obras han eliminado todo el aparcamiento de la avenida aunque se están habilitando también dos pastillas que permitirán a los usuarios estacionar en los aledaños a la estación de trenes.

Por este nuevo convenio se establece un nuevo sistema de financiación por el que el Ayuntamiento asume las obras de urbanización y Adif asume su coste realizando el pago en especie por medio de la entrega de la parcela de uso industrial en la que se están construyendo los aparcamientos en superficie.

La nueva cara de la plaza de Sevilla
Comentarios