domingo. 26.05.2024
Daniel Manrique de Lara, vicesecretario del PSOE de Rota
Daniel Manrique de Lara, vicesecretario del PSOE de Rota

La investigación sobre los hechos ocurridos durante la pasada edición de la Feria de Primavera de Rota, donde la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía precintó una caseta por la venta y consumo de bebidas alcohólicas, el cual fue levantado al día siguiente, ha motivado que el PSOE de Rota haya ofrecido una versión sobre los hechos ocurridos, asegurando que el alcalde del municipio, Javier Ruiz, no "cometió ningún delito".

Tras indicar que la información aparecida en este medio y de la que se han hecho eco otros medios provinciales son "falsas", el vicesecretario general del PSOEDaniel Manrique de Lara ha dicho que por el momento "no se trata de un procedimiento judicial" sino de una instrucción de "diligencias informativas" abiertas por la Fiscalía Anticorrupción en base a una denuncia, tras lo cual ha procedido, en una rueda de prensa, a relatar la sucesión de acontecimientos. 

Caseta de las Ventas en la feria de Rota
Caseta de las Ventas en la feria de Rota

Manrique ha hecho entrega a la prensa de un escrito que el alcalde Javier Ruiz envió a la Delegación Territorial de Salud de la Junta de Andalucía solicitando el desprecinto de la caseta con el compromiso del adjudicatario de la caseta de que no volviera a ocurrir y un mayor control sobre la venta de alcohol en menores que, según ha dicho, le ha sido requerido por parte de la Fiscalía.

Los hechos se produjeron durante el pasado mes de abril, después de que la Unidad de la Policía Nacional Adscrita a la Junta de Andalucía del Servicio del Grupo de Juegos y Espectáculos Públicos, en colaboración con agentes de la Policía Nacional de Rota se percataran de que en el interior de la caseta Las Ventas se estaba vendiendo alcohol a menores, de 15 años. 

Levantamiento del precinto de la caseta

Estos hechos motivaron el cierre y precinto de la caseta, una medida que debía ser efectiva durante 72 horas. Sin embargo, al día siguiente retomó su actividad con normalidad. Estos hechos son los que está investigando la Fiscalía Anticorrupción quien apunta a que habría sido el alcalde de Rota, Javier Ruiz quien presuntamente dio la orden de levantar el precinto. 

El primer teniente de alcalde explica que "no hubo ninguna orden firmada por parte del alcalde, ni existe un bando municipal publicado referido al desprecinto, ni nadie se ha sentado en el banquillo", así como que el jefe de la Policía Local de Rota "actuó en base a la ley" confirmando que que el jefe de la Policía Local y la delegada de Fiestas, Laura Almisas, ya han prestado declaración sobre su forma de proceder y el próximo podría ser el alcalde de Rota. Así las cosas, será la investigación que lleva a cabo la Fiscalía Anticorrupción, la que dirima lo sucedido.

El PSOE de Rota defiende que el alcalde "no cometió ningún delito" tras el precinto de...