viernes. 24.05.2024
Los Judíos de San Mateo | Á. Richarte
Los Judíos de San Mateo | Á. Richarte

Las precipitaciones en forma de lluvia volvieron a hacer acto de presencia en Jerez de la Frontera, fragmentando un día que, a mitad de la tarde, parecía estar desarrollándose con total normalidad. Cinco de las siete corporaciones penitenciales que deberían haber procesionado por las calles decidieron hacer su estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral, aunque una de ellas no pudo completarla al aparecer la lluvia cuando efectuaba su recorrido de ida.

Las hermandades del Amor y la Defensión fueron las únicas que decidieron suspender su salida procesional ante la incertidumbre climatológica que finalmente trajo consigo la lluvia que rompió el día.

Desarrollo normal de la jornada

Entorno a las 15:00 horas, la primera cruz de guía del día se echaba a las calles del barrio de Federico Mayo, la de la Hermandad de la Salud de San Rafael. Al mismo tiempo, desde el Santuario de María Auxiliadora, la Hermandad de Bondad y Misericordia también comenzaba su discurrir por la zona de Icovesa, con el objetivo de visitar su barrio de origen, ya que la corporación se desplaza hasta la sede salesiana para poder efectuar su salida.

El sol resplandecía en el cielo de Jerez, lo que provocó que las hermandades que pertenecían al primer tramo de la jornada no tuvieran dudas en poner sus respectivas cruces de guía en la calle. A las 15:25 horas, la Hermandad de la Clemencia también comenzaba su caminar hasta el centro desde la Parroquia de San Benito.

Bondad y Misericordia | Á. Richarte
Bondad y Misericordia | Á. Richarte

Todo discurría con la mayor normalidad, nada hacía presagiar lo que horas después de desencadenaría.

Momentos de gran fervor

Cuando ya se llegaban a las 15:30 horas, se comenzaron a vivir momentos de gran fervor, esos que los hermanos de algunas cofradías tienen guardados en la retina cada año. En la Hermandad de Bondad y Misericordia es clave siempre el paso por la calle Toneleros, zona original de la cofradía en el barrio de Juan XXIII.

Por otro lado, la Hermandad de la Salud de San Rafael volvió a visitar la Ermita de San Telmo, sede canónica de su cofradía hermana del Cristo de la Expiración y lugar al que comenzó a ir para hacer estación de penitencia en sus primeros años como corporación penitencial.

Los Judíos de San Mateo | Á. Richarte
Los Judíos de San Mateo | Á. Richarte

El cielo azul no presagiaba la ruptura del día

Entorno a las 17:00 horas ya eran cuatro las cofradías que se encontraban en las calles de una ciudad de Jerez en la que el cielo azul no hacía presagiar lo que horas después conllevaría la ruptura de la jornada. Unos minutos después comenzó a caer un ligero aguacero que trajo consigo momentos de tensión en los que se tuvieron que tomar decisiones de forma apresurada.

Tres de las cuatro primeras cofradías del día decidieron avanzar con celeridad hacia el primer templo jerezano, mientras que la Hermandad de la Salud de San Rafael se refugió en la Iglesia Conventual de San Francisco. La Hermandad de los Judíos de San Mateo prosiguió su caminar bajo la lluvia, refugiándose el paso de misterio en la Iglesia de la Victoria, el cortejo del palio en la Casa de Hermandad del Transporte y el segundo paso en la Basílica de Nuestra Señora de la Merced Coronada.

Salud de San Rafael | Á. Richarte
Salud de San Rafael | Á. Richarte

Al mismo tiempo, las dos últimas cofradías que todavía no habían tomado su decisión con respecto a ponerse o no en las calles de Jerez anunciaron su negativa, ante la incertidumbre y la lluvia que caía en aquellos momentos. Ellas eran la Hermandad de la Defensión y el Amor.

Regresos a los templos

Sobrepasadas las 20:30 horas, y ante la ausencia de precipitaciones, las corporaciones decidieron ponerse de nuevo en camino hacia sus respectivas sedes canónicas. El paso de misterio de Nuestro Padre y Señor de las Penas volvió a tomar la calle Merced para, en la Basílica, incorporarse al cortejo el palio de María Santísima del Desconsuelo.

La Hermandad de Salvación y Bondad y Misericordia emprendieron también su travesía hasta sus sedes, aligerando el paso con el objetivo de que la lluvia no volviera a hacer acto de presencia. La Hermandad de la Salud de San Rafael, que estaba todavía refugiada en la sede canónica de la Hermandad de las Cinco Llagas, también comenzaba a salir hacia su barrio de Federico Mayo.

Los Judíos de San Mateo | Á. Richarte
Los Judíos de San Mateo | Á. Richarte

Por otro lado, la Hermandad de la Clemencia emprendía su caminar hacia su Parroquia de San Benito sin música ni cortejo de nazarenos, algo que no impidió que muchos hermanos, desprovistos del capirote, no dejaran solos a sus Sagrados Titulares, además de los músicos de la Agrupación Musical 'Santísimo Cristo de la Clemencia', que figuraron en la trasera del paso de palio hasta que este hizo su entrada en su sede.

La lluvia vuelve a romper un Martes Santo de decisiones controvertidas