lunes 16/5/22

Andy y Sevilla salvan la peor noche de clasificatorias

Se cumple el guión previsto en una función con un nivel demasiado endeble

Se cumplió el guión previsto y además de forma escrupulosa. Se sabía que la noche iba a dar para poco y las peores previsiones se acabaron cumpliendo. Salvo un par de chispazos finales, el resto se movió entre lo aceptable y lo infumable. El debate sigue más vivo que nunca. Se supone deben estar tomando buena nota los que tienen responsabilidad en esto.

Pero vayamos con lo bueno. La comparsa 'Los del patio del 75' consiguió despertar a más de un aficionado de las butacas del Falla. Repertorio fresco para rematar esa puesta en escena en la que homenajean a los rockeros andaluces de épocas pasadas.

La comparsa logra transmitir mucho más que el año pasado. Andy Morales (del dúo Andy&Lucas) ha elevado considerablemente las prestaciones de un grupo que ya consiguió colarse en cuartos en la pasada edición. Buen popurrí igualmente para cerrar un pase que, salvo sorpresas, debe catapultarles a la siguiente fase.

También era esperada la chirigota de Sevilla de José Antonio Alvarado, bajo la denominación de 'Los dependentistas'. Y sin estar a una altura considerable, tampoco decepcionó.

Muy metidos en el tipo lograron mantener despierta la atención general en este epílogo de la función. Caen sin embargo en el principal déficit de las chirigotas. Hacen reír muy poco. Va a llegar el momento en el que los pasodobles puntúen más que los cuplés en la modalidad de la gracia.

El resto fue realmente de discreto para abajo, con pasajes realmente infumables. En esas latitudes se movió la comparsa de Huelva Apostasía libre. El nombre, desde luego, ya presagiaba la tragedia. Poco contenido y topicazos al canto para cumplir el objetivo de contar en la capital onubense que han pisado el Falla.

Muy cortita con sifón también la chirigota de Sanlúcar 'El tiempo entre costuras'. Por faltarle le faltó todo. Y a falta de gracia, estribillo algo escatológico para rematar los cuplés. Puede ser cualquier cosa menos una chirigota.

'El nombre de la rosa' apostó por un puesta en escena de esas barrocas que cuesta tanto descifrar como algunos pasodobles de la última etapa de Martínez Ares. Buen conjunto de voces, aunque falto de afinación en algunos momentos. Temas algo manidos, pero ya llevamos 18 días.

La comparsa sevillana 'No te molestes si te digo que ya estamos hasta el jigo' dejó algunas pinceladas dentro de ese estilo canallesco que tiene tantos adeptos en la fiesta gaditana. Lástima que se quedara básicamente en eso. Y que una idea más que aceptable estuviese tan poco trabajada en el resto de matices.

La chirigota de Los Palacios 'Esto está vigilao' agradeció enormemente el sello tan surrealista que imprime siempre a sus agrupaciones el gaditano Luis María Rodríguez Rondán. Y encima le ha servido para elevar su nivel. Estando la cosa como está, quien sabe....

Andy y Sevilla salvan la peor noche de clasificatorias
Comentarios