viernes 27/5/22

Canal Sur y la cantera 'roban' protagonismo a lo demás

Buen aperitivo de cuartos de final donde quedó patente que el personal ya se 'juega las papas'

En cierta medida se veía venir. Desde que Canal Sur anunció que iniciaría la retransmisión de los cuartos de final a las 20:20 horas, dejando fuera de la emisión a las agrupaciones de la cantera que antecedían a la competición, algo podía pasar.

Solo bastó que algunos carnavaleros de renombre diesen la voz de alarma y pusiesen el dedo en la llaga para que se desencadenase todo lo demás. Las redes sociales -o antisociales, porque más bien están para enfrentar a la gente- se encargaron del resto.

El Patronato reaccionó y cambió el orden de actuación de los cuartos de final esgrimiendo un argumento algo más peregrino que la comparsa de Aragón Becerra hace dos años. Pero estaba en la obligación de hacerlo.

Y la televisión autonómica, en vista de que si arrancaba a la hora prevista el primer coro se quedaba fuera, tuvo que recular. Así que todo se quedó en la típica polémica carnavalesca, que ya en la misma noche encontró sus dosis de improvisación.

En esta gran industria que es el Carnaval todos acabaron ganando con este lío. El Patronato porque salió rápido a defender a la cantera y Canal Sur porque, indirectamente, ha conseguido una gran publicidad con la historia. Por cierto, un ente que no olvidemos es el que paga.

Y tampoco olvidemos que las audiencias las marca el propio público. Sigue siendo muy fácil atacar a las televisiones por determinadas actitudes, unas actitudes que, evidentemente, vienen marcadas por los gustos del consumidor. No lo olvidemos nunca.

Pero vayamos a lo que ocurrió sobre las tablas que fue mucho y bueno desde que se abrió el telón con el coro 'Gran reserva'. Lo del primer día no fue un espejismo. Esta tropa viene con ganas de pelearlo todo, no solo la presencia en la final. Letras críticas y con mensaje marca de la casa y cuplé divertido al famoso lío de la tele y la cantera. Lo suyo va en serio.

De notable alto se puede calificar también la actuación de la chirigota de Aragón Becerra 'Er chele vara'. Tras un arranque titubeante en clasificatorias, el autor volvió a jugar con su estrategia de los últimos años de apretar en cuartos. Las sensaciones fueron inmejorables con pasodobles llenos de ironía muy por encima de los cuplés. Juega en su contra que hace falta escucharla varias veces para captar la esencia. Y ya se sabe que, teóricamente, hay que puntuar al momento.

A muy buena altura rayó también la comparsa femenina de Romero Bey 'Lassss envenenassss'. Muy buen trabajo el que viene desarrollando el excéntrico poeta gaditano con estas chicas. Como Aragón se mantiene fiel a su filosofía y ha hallado un maravilloso grupo que interpreta y exporta su idea de forma sublime en algunos pasajes. Al alza no sería descartable verlas un pase más. Ni descartable, ni descafeinado, ni injusto.

Las mayores risas de la noche llegaron con el retiro de Gago y sus 'secuaces'. Lo de esta gente sigue siendo muy grande. Se asemejan a los buenos toreros. Solo su presencia sobre las tablas ya es garantía de diversión. Como suele ocurrirles, el tema libre algo por encima de la parodia, aunque todo el repertorio fue para enmarcar, especialmente los cuplés, con un ingenio que supera al de la mayoría de los participantes. Obvia decir que volverán en semifinales.

'El tango se escribe con tiza', coro de Paco Mora, apuntaló con creces su más que posible presencia en semifinales. Manteniendo ese buen tono de siempre, apostó por unas letras 'cañeras', abandonando ese tono 'piropero' o 'piroposo' que muchas veces caracteriza a los grupos en su modalidad. Rematado popurrí para cimentar unas opciones de estar en semifinales que no parecen cuestionarse.

La chirigota 'Las cosas del destino' también se movió a muy buen nivel. Al favorable impacto que siempre provocan las músicas de David 'Carapapa' y que ya se puso sobre la mesa el primer día, incorporó en esta ocasión unas letras a la altura de la pelea. Ese clasicismo que impregna siempre encuentra el beneplácito de la crítica, ahora solo falta que el oído del que juzga sea benévolo con una chirigota que abandera la sencillez.

Para música, la que le ha compuesto 'El Lacio' a la comparsa de Tocina 'A base de palos'. Se puede escuchar sin cansarse varias y varias veces. El grupo también está a la altura y como remate dos letras de pasodobles muy conseguidas. Se han conjugado varios factores para que esta comparsa pueda aspirar a cotas mayores. Lo han vuelto a demostrar. En su contra que han perdido el factor sorpresa de hace un año.

El epílogo de la noche con la chirigota de Kike Remolino y 'El Love', 'Los cachito pan' fue más emotivo que otra cosa por el hecho de verlos ahí. No está a la altura de sus grandes chirigotas de antaño, ni siquiera de las otras dos con las que compartió cartel. Hermoso el detalle de querer estar sobre las tablas porque cuentan sus adeptos por miles, pero la apuesta no ha cuajado. Si no pesan los nombres, es más que probable que se queden aquí.

Canal Sur y la cantera 'roban' protagonismo a lo demás