domingo. 26.06.2022
La comparsa 'El perro andalú'

Casi para dos finales de comparsas

La modalidad de las pasiones volvió a ser la triunfadora en el pasado COAC con un nivel muy alto pese a las ausencias 

Un siglo desde que nació Paco Alba, el genio conileño creador de la comparsa. Ese era el gran aniversario que se conmemoraba este año en el Concurso Oficial de Agrupaciones del Gran Teatro Falla. Y uno de los mejores homenajes que se le puede rendir ha sido el protagonizado por sus dignos herederos.

La comparsa 'El perro andalú'

Y es que, pese a que el Carnaval nació y está muy justificado y sustentado en la gracia, lo único cierto es que la modalidad del quejío continúa levantando pasiones con un nivel superior al resto, especialmente llamativo si lo comparamos con el de las chirigotas. Y este COAC que se nos fue no resultó una excepción.

A priori, el certamen arrancaba con la ausencia del primer premio, la comparsa encabezada por Jesús Bienvenido, autor que decidió tomarse un descanso. No suele ocurrir que después de una victoria venga un año sabático pero en el caso del letrista y músico -que al menos mató el gusanillo colaborando con la chirigota de El Canijo-, estos parones suelen ser habituales.

Tampoco iba a sonar en boca de Eduardo Bablé el nombre de Antonio Martín con lo que ello supone. Sin embargo, el veterano y retirado autor de la calle San Vicente fue en gran medida protagonista de la fiesta con el pregón del Momo y la inauguración de la plaza que lleva su nombre.

Con estas bajas arrancaba un COAC que luego demostró que los nombres son necesarios pero no imprescindibles, valga el juego de palabra con aquella comparsa del propio Bienvenido. La modalidad goza de una salud envidiable. Los grupos de Aragón, Chapa y Subiela, Tino, Ares, Remolino, Carapapa o Mosquera comenzaron a despuntar desde el principio protagonizando una bella lucha carnavalesca camino de la Final.

'Los mafiosos' y 'Los prisioneros' fueron tomando las posiciones delanteras casi desde los primeros pases, mientras que el resto fue alternando posiciones. A Remolino le condenó su pase en cuartos, que le apartó en gran parte de la pelea, mientras que Tino volvió a demostrar su capacidad para competir en la Final donde su comparsa fue la mejor.

En cuanto a estilos, el grupo de Aragón mantiene ese giro y esa nueva impronta que ha adquirido desde que Manolín Santander asumió la responsabilidad en el apartado musical. Al grupo de Subiela se le escuchó algo más chillado que el año pasado, mientras que Ares y Tino mantuvieron las señas de identidad que le caracterizan.

Muy llamativo resultó el nuevo rol que asumió 'El Pellejo' en 'Los campaneros', muy alejado del que nos tenía acostumbrados especialmente con 'Los Carapapa'. Precisamente, los hermanos Márquez Mateo y su renovado grupo protagonizaron un hermoso giro al pasado que agradó especialmente a los amantes de la comparsa clásica.

Mosquera y su grupo tuvieron el enorme mérito de mantener el tirón pese a las novedades y para los nostálgicos resultó una grata sorpresa ver en semifinales a la comparsa de Iván Romero, este año con el apoyo de Nono Galán. La gran sorpresa agradable, a efectos clasificatorios, llegó de la mano de la comparsa de Tocina.

En definitiva, un Concurso que dio casi para dos finales de las comparsas. Las consagradas mantienen el tirón, mientras algunas del pelotón de las que vienen apostando fuerte encontraron su recompensa. Certamen algo decepcionante, a tenor del resultado, para Germán Rendón, Nene Cheza, Fran Quintana o Juan Fernández.

Y ya de cara a 2019, las conocidas de Tino Tovar o Faly Pastrana Junior, hueco que a buen seguro que irán cubriendo nuevas apuestas que mantendrán a la modalidad en cénit que actualmente ocupa.

Casi para dos finales de comparsas
Comentarios