domingo 5/12/21

Un cierre de coplas cortito y al pie para las semifinales

Noche de buenos repertorios en la que siempre pesa en el ambiente el inminente fallo que se aproxima

Cierre de coplas cortito al pie para las semifinales. Fue una noche de buenas coplas en la que siempre pesa en el ambiente el inminente fallo del jurado que se aproxima. Pero lo bueno si breve a veces dos veces bueno. Y hubo calidad notable para despedir esta tercera fase.

Abrió telón el conocido como coro de Pastrana, que este año se presenta como 'Los del patio', pero sin la presencia del veterano autor. No se le echa en falta porque en este Concurso todo el mundo es necesario pero nadie imprescindible. El grupo no pierde un ápice de su calidad, ni tampoco ese carácter guerrillero que siempre lo ha caracterizado. Dar caña ha sido siempre una de sus grandes señas de identidad, además de un repertorio entretenido en sus restantes piezas. Vuelve a estar en la pomada.

Necesitaba Germán Rendón resarcirse después del paso atrás que supuso 'El joven obispo' en la magnífica progresión que llevaba como autor. Y lo mejor que se puede hacer para olvidar un año malo es superarse en otro mejor. El nuevo sello está a la altura de las grandes comparsas de este certamen, con esta apuesta tan atrevida y que ha completado tres pases tan regulares. Larga vida a un coplero del que se seguirá hablando y mucho en el futuro.

'El Bizcocho' volvió a dejar claro que ya concursa como los grandes y lo demostró con 'Los jarabe de palo'. Consciente de la enorme competencia en la modalidad tiró de frescura para jugárselo el todo por el todo en la semifinal. El grupo sabe conectar con el personal, la idea ha terminado calando pese a las dudas del primer día. Chirigota más redonda que del año anterior, siempre con la salvedad de que en 2018 solo se le pudieron escuchar en el Falla dos pases.

'Los Carapapa' han recuperado su versión más clásica en este Concurso con 'El marqués de Cádiz'. La presentación posiblemente sea la más lograda del certamen. Luego todo cantado sin estridencias, con ese pasodoble tan mecido, oliendo tanto a añejo y con los giros que tanto se estilan hoy en día. Se agradece y mucho ese retorno a sus orígenes a través de esta comparsa que se ha ido superando en cada pase.

La chirigota de Juanlu Cascana demostró con creces que es más que necesaria en un Concurso quizás algo falto de letras que vayan al cuello. A la poca vergüenza habitual suman ese espíritu crítico que, desgraciadamente, parece que se está perdiendo sobre las tablas. También tiraron de improvisación, aunque le jugase una mala pasada porque hubo algún que otro mascamiento de letra.

El cierre contundente a esta corta última noche de semifinales llegó de la mano de la comparsa 'La manada', que volvió a reivindicar sobre las tablas la defensa a ultranza que hace de esa idea que representan pese a las críticas que se hayan podido verter en determinados foros. Cantada con mucha fuerza, le sigue faltando ese puntito para poder estar en la pelea con las grandes.

Un cierre de coplas cortito y al pie para las semifinales