miércoles. 10.08.2022

El PSG abrirá centros deportivos para jóvenes en campamentos de refugiados

El club francés ha anunciado su acuerdo con KLABU y ACNUR en una iniciativa pionera entre las entidades deportivas y cuya primera parada es Bangladesh

Un niño refugiado con un balón
Un niño refugiado con un balón

El Fondo de Dotación del Paris Saint-Germain, brazo solidario del club francés, y KLABU ("club", en suajili), una startup social holandesa que facilita el acceso al deporte en los campos de refugiados, anunciaron la conclusión de un proyecto plurianual de gran envergadura. Junto con el ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, se marcaron el objetivo de construir centros deportivos del club para los millares de jóvenes refugiados y de la comunidad de acogida que viven en los campos de refugiados y sus inmediaciones según han informado en una nota recogida por elMIRA.es.

Se trata de las primeras instalaciones de este tipo abiertas en un campo de refugiados por una entidad deportiva. Van a apoyar esta iniciativa a través de la empresa social, creando indumentaria deportiva que podrá utilizarse en todo el mundo.

Hoy en día, son más de 80 millones a escala mundial las personas que se vieron obligadas a abandonar su hogar, de las cuales la mitad son niños. El Fondo de Dotación del Paris Saint-Germain y KLABU invitan a todo el mundo a entrar en relación con los refugiados mediante el deporte y la celebración del potencial humano.

final-centre-rendering

Brindar ayuda a 10.000 niños refugiados

El proyecto, que comenzó a idearse hace unos dos años, aspira a desatar el poder y la alegría del deporte mediante iniciativas comunitarias que se implementarán en el campo de refugiados de Cox's Bazar (Bangladesh), el más grande del mundo. El objetivo inicial consiste en brindarle ayuda a 10.000 niños refugiados y de la comunidad de acogida, así como a sus familiares.

Los centros deportivos del club, manejados por la comunidad local, ofrecen un acceso a indumentaria y equipación deportiva. Los niños pueden participar en sesiones de entrenamiento, torneos, mirar partidos juntos y jugar en línea o disfrutar de un acceso a Internet. En concreto, estos centros serán espacios seguros donde los jóvenes y sus familiares podrán desarrollarse física y emocionalmente, buscar alivio a sus problemas y practicar deporte de manera placentera.

El lanzamiento de esta iniciativa se ve acompañado por una campaña mundial de concientización llamada "Defined by Spirit" que apunta a llevar a la opinión pública a superar los prejuicios de privación y dependencia generalmente asociados a las crisis de refugiados. El Fondo de Dotación del Paris Saint-Germain y KLABU crearon una colección de artículos cuya venta permitirá recaudar fondos y despertar la conciencia en torno a dicha causa. Todo aquel que desee apoyar la iniciativa podrá adquirir dichos artículos en las tiendas del Paris Saint-Germain y de KLABU.

Reacciones

“El Paris Saint-Germain se enorgullece de poder apoyar una causa tan honorable. El acceso al deporte tendría que ser un derecho fundamental para todos los niños del mundo, sean cuales sean su trayectoria y sus condiciones de vida. Mediante este proyecto, aspiramos a profundizar la amplia labor humanitaria que el club viene desplegando en el extranjero. Junto con KLABU, el ACNUR y los demás socios, esperamos poder brindar a una parte de los 80 millones de refugiados que huyen de situaciones difíciles un poco de alivio y un sentido de pertenencia. Hace unos dos años que venimos elaborando este proyecto. El camino ha sido largo pero esperamos que su implementación sea un alivio pequeño pero bienvenido para los niños refugiados, así como para las comunidades a las que esperamos poder brindar un apoyo en el futuro", dijo Nasser Al-Khelaifi, presidente del Paris Saint-Germain.

“ACNUR se complace en colaborar en este proyecto, poder ayudar a los jóvenes refugiados a participar en actividades deportivas y reforzar la cohesión social con las comunidades de acogida. El deporte le ofrece a cada joven refugiado una oportunidad de reconstruirse, participar en actividades de manera segura y desarrollar sus aptitudes. Además, el deporte es un idioma universal y el compromiso personal de los grandes futbolistas es una fuente de inspiración y esperanza para los refugiados”, explico Paolo Artini, representante del ACNUR en Francia.

Para Jan van Hövell, fundador de KLABU, “el poder poner en relación al Paris Saint-Germain con millares de niños y niñas que admiran al equipo es un sueño hecho realidad. Este esfuerzo conjunto con las comunidades de refugiados reduce el aislamiento de los jóvenes más desfavorecidos, al ponerlos en contacto con el mundo en general a través de su club, su orgullo, su KLABU. No se nos podría haber ocurrido mejor socio para llevar a cabo esta primera colaboración con un club de fútbol.”

El PSG abrirá centros deportivos para jóvenes en campamentos de refugiados