domingo 5/12/21
Los jugadores del Cádiz CF celebran el gol de Salvi Sánchez
Los jugadores del Cádiz CF celebran el gol de Salvi Sánchez

El Cádiz CF logró una victoria de muchos quilates en San Mamés. Los de Álvaro Cervera, que no ganaban un encuentro en LaLiga Santander desde el 17 de septiembre ante el Celta de Vigo, obtuvieron en la noche del viernes el segundo triunfo de la temporada y el segundo consecutivo a domicilio ante el Athletic Club. Los amarillos tienen motivos para celebrar unos tres puntos que otorgan confianza antes del parón por selecciones. 

El gol de Salvi Sánchez en el minuto 5 del choque abrió el camino hacia el asalto a San Mamés. El Cádiz realizó un partido serio, generando ocasiones peligrosas y obstaculizando el mayor porcentaje de ataques del rival posibles. La victoria permite que los amarillos vuelvan a mostrar una versión reconocible en el campeonato, y mantendrá al equipo fuera de los puestos de descenso hasta, al menos, la jornada siguiente.  

El cerrojo defensivo guio a la victoria

Una de las mejores noticias que se trae el Cádiz de su visita a Bilbao es haber logrado dejar la portería a cero. Es la tercera vez que el equipo lo consigue esta temporada y es una de las metas obligatorias para cada partido. Durante el inicio liguero, los amarillos no se estaban mostrando defensivamente sólidos, tal y como denunció Cervera hace unas semanas. 

El Pacha Espino recorre la banda de San Mamés

Sobre el césped de San Mamés, los de Álvaro Cervera mostraron seguridad defensiva. Los centrales, Juan Cala y Varazdat Haroyan, estuvieron siempre muy atentos y acertados en sus intervenciones. El centro del campo, destacando al danés Jens Jonsson, también funcionó. El carril central estuvo siempre cerrado y el Athletic solo crear algo de peligro cuando volcaba su ataque por la banda derecha. 

Las ocasiones fueron para los de Álvaro Cervera

A pesar de que la posesión fue para los locales, la amenaza con real con balón fue en todo momento para el Cádiz CF. Los amarillos lograron recuperar en posiciones comprometidas para el Athletic y gozó de verticalidad para buscar la portería rival. Salvi, Sobrino y el Choco Lozano aprovecharon los espacios y pudieron ampliar la ventaja para los visitantes. 

El Athletic basó sus oportunidades en las incorporaciones de Lekue, la movilidad y la actividad de Sancet y, en la segunda mitad, la velocidad de Nico Williams y la frescura de Nico Serrano. Futbolistas como Iñaki Williams o Iker Muniain no gozaron de apenas protagonismo y eso habla muy bien de los servicios defensivos del Cádiz CF durante el partido. 

Buena lectura del juego y del partido

A diferencia de otras ocasiones, el equipo supo combinar y asociarse cuando el partido lo requería. El gol amarillo llega tras una buena acción entre varios jugadores y que tuvo a Álex Fernández como jefe de la operación. El centrocampista madrileño actuó de brújula en algunos momentos, puso su calidad al servicio de sus compañeros y bregó como uno más cuando tocaba remangarse la camiseta. 

Arzamendia completó unos buenos minutos ante el Athletic Club

Además, los jugadores que saltaron desde el banquillo aportaron lo que necesitaba el equipo. Chapela suplió muy bien a Salvi, trabajó y corrió hacía arriba cuando pudo, y sigue demostrando que Cervera puede contar con él. Por otro lado, Arzamendia jugó en ambas bandas y en ambas mostró una buena versión. Otros, como Fali o Akapo, entraron y cumplieron con lo que pedía el choque. 

Tres puntos de oro: así venció el Cádiz CF al Athletic Club