viernes 21/1/22

Este es el motivo de que el Cádiz Club de Fútbol sea un desastre en defensa

El conjunto dirigido por Álvaro Cervera está fallando brutalmente al mandamiento más importante del técnico del Cádiz CF
Haroyan y Espino son dos jugadores fijos en la zaga elegida por Álvaro Cervera en el Cádiz CF

Fuente: CCF
Haroyan y Espino son dos jugadores fijos en la zaga elegida por Álvaro Cervera en el Cádiz CF Fuente: CCF

El Cádiz CF está totalmente irreconocible esta temporada en LaLiga Santander. Los de Álvaro Cervera han perdido por completo su identidad en el terreno de juego y los resultados demuestran que los planteamientos del técnico y el rendimiento de sus jugadores no están siendo positivos.

La afición cadista llora por la "pérdida" del entrenador que, con unas ideas muy claras, ha hecho historia en el club.

En un campeonato tan sumamente competitivo y que goza de un mayor nivel cualitativo con respecto al curso anterior, que el Cádiz esté en plena lucha por la permanencia ocupando posiciones de descenso estaría dentro de los planes.

Pero la situación va mucho más allá de los resultados y los puntos. Las sensaciones que transmiten los jugadores y el técnico, agravado por movimientos institucionales inoportunos, no ayudan a hacer creer a una afición que contempla con tristeza el derrumbamiento total del club. En estos momentos, no hay ni rastro de Álvaro Cervera y sus exitosas maniobras para alcanzar el éxito

Solidez defensiva: primer mandamiento incumplido

El Cádiz ha encajado la escandalosa cifra de 11 goles en los últimos tres encuentros. Ante el Elche CF los de Álvaro Cervera acumularon su tercera derrota consecutiva y volvía a ser infinitamente inferior a un rival directo por la permanencia. Los amarillos, que han vivido en gran parte de dejar la portería a cero en las últimas temporadas, solo han logrado terminar imbatidos en tres choques.

Lo cierto es que una razón para explicar la caída del muro de Cervera es el propio Cervera. El técnico ha titubeado en las alineaciones y en los dibujos tácticos en los primeros compases de la temporada, y a sucumbido a un esquema 1-4-4-2 que goza de nula solidez en la zaga amarilla y que compromete todos los planes de partido del entrenador ecuatoguineano. 

Muchos jugadores en bajo nivel de forma 

Los futbolistas, verdaderos protagonistas durante los partidos, tampoco están ayudando a la situación. Jugadores como Rubén Sobrino no están respondiendo a las expectativas generadas y no acercan el gol al equipo. Otros como Juan Cala o Fali se encuentran en un visible bajo nivel de forma y el bloque nota tremendamente sus ausencias, tanto en lo técnico-táctico como en lo anímico.

La afición del Cádiz CF no disfruta desde hace muchos meses de una victoria de su equipo en el Nuevo Mirandilla

Si el Pacha Espino, y en ocasiones puntuales Iza Carcelén, son los únicos jugadores que están respondiendo con buen nivel y regularidad en la zona defensiva, en la zona de ataque el futbolista a señalar sin ninguna duda es el Choco Lozano. El hondureño es la esperanza ofensiva del Cádiz CF y sus buenas acciones son el único camino que está encontrando el equipo para crear peligro.

Otros, como Salvi Sánchez o Alberto Perea, gozan de muchísima confianza por parte de Álvaro Cervera, pero no están en un estado de forma óptimo que ayude al equipo.

Un bloque frágil

Otro de los aspectos a señalar en este mal momento amarillo es que el vestuario no demuestra estar tan unido como antaño. El equipo de la 'banda' no vislumbra unión y cohesión.

Los nuevos fichajes podrían no haberse adaptado, y el poco protagonismo sobre el césped de jugadores como Cala, José Mari o Fali podrían explicar la bajada de concentración e intensidad en el terreno de juego. 

El roteño José Mari es una pieza que todos echan de menos en el Cádiz CF. Con él, el conjunto dirigido por Álvaro Cervera ha gozado de sus mejores momentos de equilibrio en la medular y buen hacer de la filosofía del técnico.

Sin embargo, no ha disputado ni un minuto esta campaña y el centro del campo no está funcionando, por lo que su vuelta podría suponer un gran plus a los intereses del club amarillo. 

Este es el motivo de que el Cádiz Club de Fútbol sea un desastre en defensa