jueves 26/5/22

Alcampo no falla con el jamón ibérico de bellota de 7 kilos más vendido en primavera

En las tiendas de Alcampo podemos encontrar a la venta un jamón ibérico de Navidul que está siendo de lo más vendido en los últimos meses 

Alcampo se hace con un moderno medidor de oxígeno y pulso que antes sólo vendía en farmacias: en oferta
Tienda Alcampo en Jerez de la Frontera

El jamón ibérico es una gran fuente de proteínas y es considerado uno de los más sabrosos en todo el mundo. Su increíble variedad de tipos y sabor lo hace un excelente ingrediente para agregarlo a diferentes platos. En las tiendas de Alcampo de Jerez de la Frontera y en las del resto de España podemos encontrar un jamón de la marca Navidul que no está dejando indiferente a nadie en esta primavera.

Pero antes, vamos a pasar a analizar una serie de mitos que incumben al jamón ibérico y que no están en lo cierto. Desde que una parte es mejor que otra, hasta qué es lo que come el cerdo durante todo el año, en este artículo vamos a descubrir los 5 mitos erróneos más comunes sobre el jamón ibérico.

Jamón ibérico
Jamón ibérico

1. La pata izquierda es mejor

Este primer mito se remonta a tiempos muy antiguos dentro de las tierras españolas. Muchos campesinos en épocas pasadas consideraban que algunos de sus animales a la hora de su descanso se recostaban siempre sobre su pata izquierda, de esta forma, crearon la tradición de que gracias a su peso la carne de esta zona se hace mucho más jugosa por ese simple hecho.

Otro dato que algunos expertos del jamón ibérico creen, es que gracias a recostarse en esa posición, la grasa corporal del cerdo se mantiene en una sola parte del cuerpo; y es por eso que esta zona de la pierna es mucho más solicitada a la hora de su compra y consumo.

Sin embargo, ninguno de estos hechos están comprobados, y en la actualidad no hay certeza de que sean ciertos. La alimentación de estos animales es muy rigurosa, ya que sin importar el lado en que se recueste, se nutre por igual, gracias a las diferentes dietas que le proporcionan en los campos de crianza.

2. El cerdo solo se alimenta de bellotas

Una de las más grandes mentiras que muchas personas han escuchado, es que los cerdos ibéricos solo se alimentan de bellotas. La razón de esto es que al ser parte de su nombre y este el alimento que le da un sabor característico, se suele cometer este error a la hora de referirse a su tipo de alimentación.

Hay que mencionar que las bellotas solo se dan en la temporada de montanera, la cual se comprende entre los meses de octubre y marzo. Estos frutos crecen en los arboles que en su mayoría son en dehesas, es decir, campos especializados para la crianza de ganado.

Durante el resto del año, el cerdo ibérico se alimenta de pasto que está acondicionado, y de alimentos especiales que le permiten mantener su crecimiento saludable.

Otra parte de su dieta son las frutas del campo, algunos hongos, raíces comestibles e insectos.

Jamón ibérico
Jamón ibérico

3. Comer jamón es dañino para la salud

Muchos consideran que comer cualquier tipo de jamón o producto derivado del cerdo es nocivo para la salud. Esto se debe a que se ha creado una burbuja que cree que el cerdo consume cualquier tipo de comida o desechos de basura, y gracias a ello su carne gana propiedades que pueden ser muy malas para el ser humano.

A pesar de que este tipo de producto es muy querido por muchos, sí es cierto que comer jamón en exceso puede afectar al organismo.

Ahora bien, muchas de sus propiedades, como lo son las vitaminas B1, B6 y B12 son beneficiosas para el sistema nervioso; su contenido en vitamina E funciona como antioxidante y, además, es un alimento bajo en grasa en comparación a otros embutidos.

Te pongo un ejemplo: 100 gramos de jamón ibérico tiene un total aproximado de 300 calorías. Cuando estás a dieta, la mayoría de los nutricionista recomiendan consumir un total de 2000 a 2500 calorías al día. Al sobrepasar este límite, el cuerpo va a ganar peso aunque no lo quieras.

4. Hay que taparlo con su propia grasa

Uno de los errores más comunes que se comete en casa, es el tapar el jamón ibérico con su propia grasa. Muchas personas definen esto como una manera de conservar el sabor y que así pueda perdura un poco más en temperatura ambiente. El planteamiento es correcto, pero la forma de ejecutarlo es donde se ve el mito.

Jamón ibérico
Jamón ibérico

No debes cometer este tipo de fallo, ya que al estar en temperatura ambiente, la grasa del jamón ibérico puede cambiar a un color amarillento o puede ponerse rancio con el tiempo; y por consiguiente, ese sabor que nadie quiere en su comida será traspasado a la carne y puede producir muchas enfermedades.

Si son periodos muy cortos de tiempo, puede funcionar este método, pero si se debe dejar por más de 4 horas, ya no es recomendable. Lo mejor es taparlo con papel film o con algún trapo que no suelte ningún tipo de partícula; esto evitará que pase el aire y se produzca alguna oxidación.

5. Es mejor comerlo frío

Refrigerar el jamón ibérico no es una recomendación muy habitual, y muchos afirman que al estar frio sus proporciones en cuanto a sabor y calidad siguen siendo las mismas.

Otro hecho que coloca este mito, es que al consumirlo de esa manera el cuerpo puede beneficiarse de mejor forma de los nutrientes…

Lo cierto es que las temperaturas bajas hacen que el jamón pierda textura y algo de sabor. Si por alguna razón tienes que colocarlo en la nevera, debes sacarlo por lo menos 1 hora antes de su consumo para que pueda atemperarse. Esto aplica si lo has comprado lonchado en el supermercado.

Jamón ibérico
Jamón ibérico

Una buena recomendación es no refrigerarlo muchas veces. Una vez que el jamón ibérico ha estado a temperatura ambiente, es mejor consumirlo de esa manera sin volver a meterlo a la nevera, de esa forma puede dañarse mucho más rápido, provocando problemas de salud.

El jamón ibérico es uno de los mejores productos; tiene una gran cantidad de nutrientes y ayuda al organismo en diferentes funciones. Sin duda alguna, este alimento puede ser un gran acompañante para cualquier plato, y es una opción casi que infalible a la hora de preparar alguna merienda que quieras compartir con la familia.

Jamón ibérico en Alcampo

Como ya hemos dicho, en los supermercados Alcampo podemos encontrar gran variedad en jamones para que elijamos el perfecto según nuestras posibilidades económicas y preferencias. Sin embargo, si lo que buscas es un sabor único y exquisito de jamón ibérico sin que el precio sea un problema, en Navidul tienen lo que deseas.

Jamón Ibérico Navidul
Jamón Ibérico Navidul

El jamón ibérico curado de reserva Navidul 4 estaciones es una pieza de 7 kilos que está siendo todo un éxito en ventas en esta primavera. Por un precio de 75,00 euros, este jamón puede ser tuyo. No dudes y acude personalmente a las tiendas de Alcampo en Jerez de la Frontera, cualquier ciudad de España, o simplemente, comprarlo a través de la propia web para que te lo lleven a tu domicilio.

Alcampo no falla con el jamón ibérico de bellota de 7 kilos más vendido en primavera