viernes. 19.07.2024
Una pareja de pensionistas preocupada por el estado de su pensión
Una pareja de pensionistas preocupada por el estado de su pensión

Las pensiones son vitales para la vida de millones de personas en toda España, también en Jerez de la Frontera. En esta ocasión, nos centramos en las pensiones no contributivas, una de las más solicitadas por parte de aquellas personas en edad de jubilación o situaciones de invalidez que no han logrado alcanzar los años mínimos exigidos para optar a una pensión contributiva.

Las pensiones no contributivas surgen para garantizar unos ingresos mínimos a todas aquellas personas que no llegan a los 15 años cotizados. Para todas estas personas, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, todas las personas sin cotización mínima pueden llegar a cobrar una pensión no contributiva de jubilación o invalidez.

Estas dos opciones tienen el requisito común de no haber cotizado el mínimo exigido a la Seguridad Social. La de invalidez está dirigida para personas de entre 18 y 65 años que presenten una discapacidad igual o superior al 65%, mientras que la jubilación solo la podrán recibir personas con más de 65 años. Sin embargo, hay ciertos requisitos que deben cumplirse de manera obligatoria para no perder estas ayudas.

La razón por la que la Seguridad Social puede bajar a 129 euros tu pensión

La Seguridad Social tiene la potestad de suspender o reducir la cuantía por debajo del mínimo en caso de que se incumplan los requisitos exigidos. Las pensiones no contributivas pueden llegar a reducirse 129 euros dependiendo de si se cumple o no con las directrices marcadas por la Administración.

Una pareja de pensionistas preocupados por el estado de su pensión de la Seguridad Social
Una pareja de pensionistas preocupados por el estado de su pensión de la Seguridad Social

Según el artículo 14 del Real Decreto 357/1991, se deducen las rentas o ingresos anuales computables del beneficiario de la cuantía si la suma de los ingresos de todos los componentes de la unidad económica supera el límite, la pensión se ajustará para no sobrepasar dicho límite. 

De esta manera, la cuantía mínima de la pensión será igual al 25% de la cuantía base, que ahora mismo está fijada en 129 euros, o lo que es lo mismo, 1.812 euros al año. Por lo tanto, si tenemos más ingresos de lo permitido, la Seguridad Social podrá ajustar la cuantía de la pensión no contributiva bajándola bastante respecto a lo que paga de manera ordinaria.

Una pensionista revisa el estado de su pensión de jubilación
Una pensionista revisa el estado de su pensión de jubilación

En este caso, la Seguridad Social revisa las pensiones a final de año para que no ocurran este tipo de desajustes. Los beneficiarios están obligados a presentar la declaración anual de rentas durante el primer trimestre del año para comprobar que continúan cumpliendo los requisitos y ajustar la cuantía de la pensión conforme a estos emolumentos.

El requisito imprescindible para mantener una pensión no contributiva

En 2024, en España más de un millón de pensionistas reciben pagos inferiores a los 450 euros en concepto de pensiones contributivas. Esto nos indica que la Seguridad Social puede otorgar pensiones mínimas o incluso inferiores a este umbral si se incumplen los requisitos.

Una pareja de pensionistas comprueba el estado de su pensión en la Seguridad Social
Una pareja de pensionistas comprueba el estado de su pensión en la Seguridad Social

Las pensiones no contributivas no tienen una cantidad fija, sino que fluctúan entre los 517,90 euros y los 129,48 euros. Por ello, son el Imserso y las Comunidades Autónomas los encargados de determinar la cuantía individual actualizada de cada pensionista en base al cumplimiento de los requisitos: beneficiarios en el domicilio, ingresos personales y/o los de su unidad económica de convivencia. 

Para ello, deberán de presentar la declaración anual de rentas. Esta abarca distintas categorías de ingresos que se deben tener en cuenta para evitar futuras penalizaciones, como por ejemplo, diferenciar entre ingresos derivados de trabajo o pensiones, las rentas de capital mobiliario, rentas de capital inmobiliario, ingresos de actividades profesionales o agrarias, así como otras fuentes de ingresos.

Estos datos deben de ir detallados en la declaración de rentas, pues es esencial para que la Seguridad Social considere que somos aptos para cobra runa pensión no contributiva y no perder dinero de manera inesperada.

Vuelco en las pensiones no contributivas: bajan 129 euros por esta razón