viernes. 09.06.2023

La Guardia Civil ha desarticulado en la localidad de Escóznar (Granada) una red criminal dedicada al cultivo de cannabis y a la elaboración de marihuana a gran escala. Todo en una operación en la que se ha detenido a su cabecilla, un vecino de Santa Fe (Granada) de 45 años. Y ha investigado a cuatro personas más de entre 21 y 68 años por delitos contra la salud pública por cultivo y elaboración de droga.

Durante la fase de explotación de esta operación la Guardia Civil ha intervenido 526 plantas de cannabis sativa; diez kilos de marihuana y 70.000 presuntamente procedentes de la venta de droga.

Lo más curioso y característico de esta organización es que utilizaban una plantación de espárragos en el término municipal de Escóznar-Íllora para ocultar las plantas de cannabis sativa.

Los agentes de la Guardia Civil de Íllora descubrieron que entre las esparragueras crecían 381 plantas. Y más de 2.600 que también habían estado ocultas entre los espárragos, ya habían sido cortadas y transformadas en marihuana en una nave cercana.

Dos naves agrícolas

Junto a la plantación de espárragos había dos naves agrícolas. En la primera la Guardia Civil descubrió que habían habilitado un invernadero de interior donde crecía otra plantación de cannabis sativa con ciento cuarenta. Además de cinco plantas más en avanzado estado de floración.

Mientras que en la segunda nave la Guardia Civil descubrió un centro de procesado de marihuana donde presuntamente ya habían transformado las más de dos mil seiscientas plantas. Sus habían encontrado poco antes los agentes entre los espárragos; y hallaron diez kilos de marihuana preparada para su distribución y setenta mil euros que presumiblemente procedían de la venta de la droga.

El detenido, los investigados, las plantas de cannabis, la marihuana y el dinero intervenido han sido puestos a disposición del Juzgado de Guardia de Loja.

Otras operaciones similares en Granada

Policía Nacional y Guardia Civil llevaban a cabo recientemente una operación conjunta contra el cultivo ilegal de marihuana (‘Cannabis sativa’); y en dos naves del polígono Bobadilla de Granada. Allí se han incautado de unas 400 plantas y más de 3,6 kilos de esta droga ya dispuestos para la venta.

Además, han detenido a un varón de 42 años e identificado a otro de 50, ambos con antecedentes policiales; como presuntos autores de un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico.

Conexión ilegal a Endesa

En una nota de prensa conjunta, señalan que también descubrieron una conexión ilegal a la red eléctrica con la ayuda de técnicos de Endesa. «El intercambio de información y la coordinación operativa entre los investigadores de la Policía Nacional y los de Guardia Civil en la provincia de Granada es muy fluido; lo que redunda sin duda alguna en beneficio de la seguridad ciudadana de los granadinos; y esta operación antidroga es un buen ejemplo de ello», apuntan.

Los agentes del área de investigación de la Guardia Civil de Maracena averiguaron que existía un centro de producción de marihuana en dos naves industriales reconvertidas en el polígono Bobadilla de Granada.

Acaban con una red criminal de cultivo de marihuana en Granada