miércoles. 17.08.2022

Madre e hijo queman un bar en Granada para estafar al seguro

Sucesos Granada: Los agentes pudieron percatarse de que no había cadena y tampoco estaba el candado que cerraba la reja metálica de tijera
Madre e hijo queman un bar en Granada para estafar al seguro
Madre e hijo queman un bar en Granada para estafar al seguro

Impactante suceso en Andalucía, concretamente en la localidad de Baza en Granada, donde una madre y su hijo han quemado el bar que regentaban para poder acceder al cobro del seguro. Su objetivo no se ha culminado por la acción de las autoridades.

De esta manera, un hijo y su madre, de 19 y 44 años y nacionalidad española han sido detenidos por la Policía Nacional de Baza después de que provocaran intencionadamente el incendio de un bar que habían alquilado en una céntrica plaza de la localidad con el objeto de estafar al seguro y hacer frente con ese dinero al impago del alquiler.

El casco histórico de Baza
El casco histórico de Baza

En este sentido, hay que aclarar que la investigación de estos hechos comenzó a finales del mes de junio, después de que los agentes fuesen avisados por el incendio de un bar en el centro del casco urbano de Baza, donde observaron que el interior del establecimiento se encontraba totalmente ennegrecido y cubierto de humo.

Igualmente, pudieron percatarse de que no había cadena y tampoco estaba el candado que cerraba la reja metálica de tijera, y que la puerta de entrada principal al establecimiento se encontraba forzada y abierta, algo que les resultó ciertamente extraño.

Devolución de las llaves del bar

Ya en el interior encontraron a un joven de 19 años que manifestó que la noche anterior había dejado el bar perfectamente cerrado e informó de que ese mismo día iba a devolver las llaves del bar para dar por finalizado su arrendamiento, pese a que todavía tenía vigente un año de contrato.

Asimismo, la propietaria y arrendadora del establecimiento confesó a los agentes que había sufrido problemas con el cobro de la última mensualidad del alquiler y que el negocio iba a ser clausurado ese mismo día por el ayuntamiento ante las denuncias vecinales por falta de insonorización.

Finalmente, hay que añadir que la inspección ocular técnico policial descartó la posibilidad de un incendio fortuito o accidental, concluyendo que el fuego se había iniciado por el contacto directo de una fuente de ignición con material combustible.

Madre e hijo queman un bar en Granada para estafar al seguro