domingo. 16.06.2024
Escopeta disparo
Una pelea entre dos británicos termina a tiros en Baza

Una pelea entre dos varones de nacionalidad británica en Baza (Granada) ha terminado con un herido de bala en el costado y con un detenido por un delito de tentativa de homicidio, tenencia ilícita de armas, tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

Según informan la Policía Nacional a El MIRA, el detenido, de 52 años, disparó en dos ocasiones contra un conocido suyo, un varón irlandés de 33 años, que resultó herido en el costado y la pierna, habiéndose encontrado, además, una plantación de marihuana en el subsuelo de su vivienda en una finca ubicada en Baza.

Los dos disparos de la escopeta de caza del detenido habrían sido oídos sobre las 10,30 horas por un vecino de la localidad de Baza, que se encontraba en una finca rústica arando con un motocultor.

Acto seguido, se vio como una persona se acercaba corriendo y pidiendo ayuda en inglés, manchada de sangre y con el brazo pegado al costado. La víctima fue atendida tras dar aviso a los servicios de emergencia, acudiendo al lugar una ambulancia, Policía Local de Baza y Policía Nacional.

Ante la gravedad de las heridas que presentaba la víctima, esta tuvo que ser trasladada al Hospital de Baza, donde su vida no corre peligro. Una vez en el lugar, los agentes contactaron con los testigos de lo ocurrido, incluyendo a una hermana de la víctima, quien les indicó el camino para encontrar el domicilio del presunto autor, un inglés de 52 años que había trabajado para la víctima en alguna ocasión en tareas del campo.

Esta mujer, que convive junto a su marido y hermano en la misma casa, contó a los agentes que el presunto autor de los hechos "había abandonado el lugar a bordo de una furgoneta a toda velocidad, habiéndose cruzado en el camino con ella cuando esta volvía de la localidad de Baza", por lo que pudo reconocerle perfectamente.

El agresor escondía una plantación de marihuana en la finca

A partir de ese momento dio comienzo un dispositivo formado por policías de las unidades de Seguridad Ciudadana, Policía Judicial y Policía Científica, con el objeto de localizar y detener al presunto agresor, el cual vivía en una casa rural de una finca apartada, dotada de numerosas medidas de seguridad, a la que se accede por un camino de tierra.

Cuando los agentes se dirigieron al domicilio, el presunto autor fue requerido para que saliese del mismo y se entregase, haciendo este caso omiso a dichas peticiones y permaneciendo oculto durante largas horas. No sería hasta las tres y media de la tarde cuando dicha persona pudo ser detenida finalmente y trasladada a las dependencias policiales de la localidad bastetana.

Durante el registro en el domicilio, la policía encontró un bote de marihuana y un teléfono móvil. Sin embargo, los agentes decidieron proceder a un segundo registro donde se descubrió una habitación en el subsuelo de la vivienda, al cual se accedía por una estrecha trampilla de 50x30centímetros.

Dentro de este escondite, los agentes descubrieron 109 plantas de marihuana, 9 botes con marihuana seca y lista para su venta, 15 viales de sustancia anabolizante y varias jeringuillas. 

Una pelea entre dos británicos termina a tiros en Baza